UPA solicita flexibilidad en la identificación

La organización considera que el actual sistema esta provocando verdaderos quebraderos de cabeza tanto a ganaderos como a veterinarios.

Actualmente las comunidades autónomas están llevando a cabo la identificación electrónica de los animales mediante el sistema del bolo ruminal y UPA está detectando deficiencias en algunas razas de ovino donde hay problemas con la edad ya que el Reglamento obliga a identificar los animales a partir de los 6 meses y 9 meses para animales en extensivo, y encontramos que muchas razas no pueden ser identificadas antes de cumplir un año año, ya que sufren edemas en el esófago al introducir el bolo ruminal lo que produce bajada de rendimiento, infecciones y en algunas casiones ahogamiento y muerte de los animales.

En el ganado caprino la situación es peor por que este tipo de ganadería no tolera este sistema regurgitando los bolos, siendo las pérdidas de este dispositivo muy altas en esta cabaña y por otra parte el tamaño de los animales caprinos es menor que el de los ovinos, por lo que los problemas de introducción del dispositivo por el aparato digestivo es mas dificultosa, entraña mas riesgo y por supuesto, produce mas bajas en las explotaciones.

Por esta razón, muchos productores son reticentes y en algunos casos se están negando a identificar sus animales y exigen una solución a los problemas lo que está provocando que se esté incumpliendo la legislación vigente ya que los animales no pueden ser identificados en las edades establecidas y además, en la especie caprina, hay porcentajes de pérdidas del dispositivo de más del 30%. Si se produjesen inspecciones en la explotaciones los ganaderos de acuerdo a la normativa tendrían que ser sancionados bien por no haber implantado los bolos, o bien, por tener un elevado numero de animales que lo hubieran perdido.

Respecto a la Unión Europea, actualmente no hay ningún país con el sistema en funcionamiento y todos los países europeos encabezados por Francia y Alemania, están solicitando un aplazamiento hasta enero de 2009 para la puesta en marcha del sistema e incluso plantea que no sea obligatorio.

UPA considera necesario que desde las distintas administraciones, España tome conciencia del problema y evite sancionar a los productores ovinos y caprinos hasta que la Comisión se pronuncie al respecto en el mes de octubre –aunque el Reglamento se recoge que el informe de la Comisión debe estar publicado antes del 30 de junio-.

Los ganaderos están a favor de la identificación de los animales, pero no permitirán que el sistema utilizado tenga consecuencias negativas sobre la salud de sus animales. Lo mas prudente, es esperar los resultados de las experiencias del Ministerio de Agricultura con otros sistemas como micro-bolos y crotales electrónicos, así como, volver a realizar la consulta a la Comisión sobre la posibilidad de identificación mediante el chip en la pezuña, ya que en la actualidad los animales así identificados no pueden pasar a la cadena alimentaria, mientras que en ganado equino se permite que animales identificados con este sistema pasen a la cadena alimentaria. Por todo ello, reiteramos la importancia de no penalizar las ayudas de los productores por incumplimiento de la legislación vigente hasta que se den soluciones a los actuales problemas.

UPA cree que es conveniente que la administración ponga en marcha una campaña informativa entre los ganaderos de ovino y caprino y realice cursos de formación entre los agentes implicados para tratar de ayudar a resolver este grave problema.

diariodigitalagrario.net – Sevilla,Spain 2/06/2007

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responde correctamente para comprobar que eres una persona: *