Una treintena de jóvenes marroquíes vendrá a Segovia para trabajar como pastores de ovejas

Javier Montalvo insiste en la producción de corderos en la provincia es una actividad representativa de la tradición cultural y el paisaje rural. / JUAN MARTÍN

sheep-62685_640

El director ejecutivo de la entidad impulsora de este programa, el ecólogo segoviano Javier Montalvo, defiende que el mismo contribuirá a la pervivencia de las explotaciones de ganado ovino y, al tiempo, reforzará las relaciones de cooperación con Marruecos

Guillermo Herrero – Segovia

La Fundación Matrix, cuyo director ejecutivo es el ecólogo segoviano Javier Montalvo, está impulsando un programa denominado “Bienvenida” de formación y empleo de trabajadores marroquíes para la sostenibilidad de explotaciones extensivas de ganado ovino en la provincia de Segovia.

Montalvo entiende que dichas explotaciones “peligran” por la creciente escasez de pastores. A su juicio, el envejecimiento en el medio rural y el desinterés de los jóvenes españoles por las ocupaciones agrícolas y ganaderas son dos de las razones que han causado el declive de una actividad que, en su opinión, “es de interés por razones de sostenibilidad ambiental y económica”, ya que aprovecha recursos naturales excedentarios (rastrojos y pastos) y su uso evita importaciones de cereales.

Por otra parte, este profesor de la Universidad de Vigo defiende que la producción de corderos “es una actividad representativa de la tradición cultural y del paisaje rural” de la provincia de Segovia, y que el pastoreo de ganado ovino “puede considerarse un servicio de utilidad pública”, ya que ayuda al mantenimiento de caminos rurales y vías pecuarias y a la prevención de incendios por la reducción de biomasa que genera.

El programa ideado por la Fundación Matrix pretende formar, seleccionar y contratar a entre 30 y 40 trabajadores marroquíes de la provincia de Meknes para que luego desempeñen el oficio de pastor en explotaciones de ganado ovino de Segovia. Montalvo, que ya ha presentado su programa al Ministerio de Asuntos y Trabajos Sociales, donde, en sus palabras, “han visto con muy buenos ojos esta propuesta innovadora”, agregó su deseo que “cumplir escrupulosamente la legalidad” en materia de inmigración. Además, el ecólogo dijo que la Junta “es muy receptiva” a la idea y los responsables de la Diputación de Segovia con los que ha mantenido contactos “han asegurado que están dispuestos a que la institución se comprometa”.

Los destinatarios del programa serán jóvenes mayores de 16 años y menores de 21 que vivn en asentamientos rurales y con formación primaria. “Serán seleccionados aquellos que les guste el mundo rural y el cuidado del ganado”, avanzó Montalvo.

 

El programa formativo se dividirá en dos fases. La primera, de aprendizaje de la lengua española, se desarrollará mediante cursos especiales con la colaboración del Instituto Cervantes de Marruecos (centro de Rabat). La segunda será de formación, tanto teórica como práctica, y se subdividirá en varias etapas. La inicial, en el Instituto Tecnológico Benkhalil, especializado en ganado ovino, situado en Khenifra. Una segunda fase será en la Escuela de Capacitación y Experiencias Agrarias de Segovia. Y, finalmente, habrá otra etapa de prácticas en las instalaciones ganaderas segovianas y su entorno.

El programa “Bienvenida” contará, lógicamente, con el apoyo de diversas asociaciones de ganaderos que demandan pastores, y que en estos momentos todavía están en plazo de solicitar trabajadores a la Fundación Matrix. Montalvo no quiso ayer valorar el coste económico del programa, a la espera que conocer el número exacto de pastores que requerirán los ganaderos segovianos.

En cualquier caso, el director ejecutivo de la Fundación Matrix mostró su esperanza de que el programa pueda dar comienzo en los meses de mayo o junio, al tiempo que insistió en hablar de la inmigración “no como un problema sino como una solución”, puesto que la llegada de estos pastores marroquíes “contribuirá eficazmente a la pervivencia de las explotaciones segovianas” y, además, “reforzará las relaciones de cooperación con nuestros vecinos norteafricanos”.

“Queremos que este contingente de marroquíes consiga en Segovia una estabilidad laboral, con un sueldo digno”, manifestó Montalvo, que también anunció que el programa incluye la figura del “pastor compartido”, que cubre los días de descanso del trabajador habitual de la explotación. “Conozco pastores en Segovia que llevan un año sin descansar un día, y eso hay que denunciarlo”, concluyó el ecólogo segoviano.

Opinión de ASAC

El presidente de la Asociación Segoviana de Amigos de las Cañadas, Fernando Vázquez, reconoció ayer que el problema de la mano de obra en el sector del ovino “es gravísimo”, añadiendo a renglón seguido que “es hora de plantear alguna solución”.

Vázquez, que conoce la provincia marroquí de Meknes, señaló que en ella “se ve un rebaño de ovejas tras otro”, la mayoría de los cuales son cuidados por niños. Preguntado por la iniciativa de la Fundación Matrix, Vázquez, que ve “muy positiva” la idea, demandó seguidamente “un salario digno” para los pastores de lleguen, de forma que no estén de paso en la provincia de Segovia.

“Hoy en día, si las explotaciones de ganado ovino no son atendidas por su propietario, van en picado”, lamentó Vázquez, para el que “encontrar continuidad generacional en este oficio es muy complicado”.

El Adelantado de Segovia – Segovia,Castilla yLeón,Spain 02/2008

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responde correctamente para comprobar que eres una persona: *