Una cabra muy prolífica

En una granja de Sobremazas, una cabra trajo al mundo cinco crías en un parto desarrollado con toda normalidad. Así lo cuenta su propietario, Juan Carlos Barquín Abascal, un joven de 26 años, que en una finca de 400 carros de tierra, de montaje y pastizales, maneja todo un arsenal de animales. Ovino, caprino, equino, asnal, terneras, lechones Hasta aves de corral, patos, gansos, codornices, palomas, conejos, liebres e, incluso, jabalíes.

La cabra fue adquirida en Arredondo, en la feria celebrada el día de Todos los Santos, a un cabrero de San Roque de Riomiera, por 192 euros que, el mismo adquiriente pudo revender minutos después por más dinero, pero no aceptó. Un hecho infrecuente y quizás desconocido hasta ahora es que una cabra para cinco crías en un parto. En la propia feria, cuenta Barquín, observó en ella síntomas de parto, contracciones, y, ni corto ni perezoso, regresó a la granja, donde horas más tarde parió cuatro hembras y un macho, que no vende por ningún dinero. Más de un centenar de personas han pasado por la finca para ver de cerca el quinteto y su madre, una cabra de gran tamaño. Muy buena dicen los entendidos. Todos se encuentran perfectamente de salud. La madre, de momento, tiene leche para todos y en quince días habrá que ayudarles con biberones.

El joven granjero siente una gran afición por todos los animales, desde su infancia. Recuerda cómo con cinco años de edad le pidió a su padre, un conocido ganadero local, que le comprara unas ovejas y que él se encargaría de atenderlas. Aquel primer paso fue el comienzo y hasta hoy, «cada vez más enganchado».

006D1DMGP1_1

La relación de animales que maneja es amplia. Hay dos rebaños de cabras y ovejas, con sus correspondientes machos reproductores. Tiene un lote de ocho cabezas de asnal, dos burros y seis burras. Cuenta con dos jabalíes, macho y hembra, con crías. A los primeros les encontró en el monte abandonados, a punto de perecer de hambre. Hay también una piara de cerdos, unos 75 perros y algo así como una veintena de gatos. Pero no acaba aquí la cosa: un potro de raza española pura, dos yeguas bretonas, un poni enano, varias terneras, un centenar de codornices, del orden de un centenar de palomas, además de patos, gansos, ocas y gallinas, conejos y liebres.

Alerta Cantabria Spain 21/11/2005

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responde correctamente para comprobar que eres una persona: *