Terminó este fin de semana primer Simposio Regional Caprino-Ovino, en Girón (Santander)

Las principales inquietudes de los capricultores son producir más leche de cabra y aumentar la gama de productos derivados de este animal.

En el marco del evento, que reunió a 150 delegados de Santander, Norte de Santander, Arauca, Cesar y Antioquia, la Asociación de Capricultores de Santander (Caprisan) le pidió al gobierno departamental más apoyo para hacer posible una completa explotación de la cabra, animal símbolo de la gastronomía santandereana.

Esta industria le permite elevar la calidad de vida de unas 1.500 familias campesinas del departamento que se dedican a la cría de esta especie.

El presidente de Caprisan, Jairo Ochoa, dijo que no entiende por qué desde la Administración Departamental no se despliegan políticas serias para impulsar la cría y el consumo de la cabra, pese a que a lo largo de todo el país la raza de este animal santandereana goza de un gran prestigio.

“El aprisco santandereano cuenta con 250.000 cabras, a los que hay sumar 30 mil camuros. Hace 22 años no teníamos ni la mitad de esta población y ese crecimiento es fruto de los esfuerzos de campesinos e inversionistas privados. De las entidades gubernamentales el apoyo ha sido escaso”, dijo Ochoa.

Diariamente en Bucaramanga se comercializan unos 300 litros de leche de cabra y uno de los objetivos del sector es aumentar esa producción a 5.000 litros, al igual que montar la primera pasteurizadora de este tipo en el país.

El secretario de ese gremio, Jorge Vera, dijo que lo que se ha visto en los dos últimos años de parte del sector oficial es que se ha dedicado a regalar pocos ejemplares.

“Darle dos cabritas a la gente no le soluciona nada, pues para que un aprisco sea sostenible en explotación lechera, por ejemplo, se necesita mínimo contar con 14 hembras que tengan muy buena producción” dijo Vera.

Por su parte, el presidente de Caprisan afirmó que los capricultores son personas de escasos recursos y que para que el sector dé el salto a la industrialización necesitan que la secretaría de Agricultura departamental realice un diagnóstico real, les acompañe en la gestión de recursos internacionales y genere políticas macro que lleven a un desarrollo real de la actividad.

“El gobierno de Holanda, donde la explotación de las cabras está muy avanzada, tiene listos unos especialistas para mandarlos a Santander a capacitarnos en nuevas tecnologías de explotación sin cobrarnos un solo peso, pero tenemos que pagarles los costos de alojamiento y transporte en Colombia y no tenemos cómo hacerlo; por esto creemos que la Gobernación debería estar al lado nuestro ayudándonos con esas gestiones”, dijo Ochoa.

Vera dijo que con actividades como la del simposio los capricultores están sentando las bases para incursionar en el mercado con productos, además de la leche, como las hamburguesas, quesos, chorizos y croquetas, como ya sucede en Argentina, Uruguay y Chile.

“En Argentina hay sitios como los asaderos de pollo que conocemos en Colombia donde la gente va consumir carne de cabra y productos lácteos”, agregó Vera.

Ojo a la leche

Se considera que una cabra es buena productora de leche cuando diariamente produce de dos litros en adelante al día.

Un litro de esta leche se comercializa en 4.000 pesos, mientras que la de vaca cuesta 1.000 pesos.

Este líquido cada vez es más apetecido por la gente debido a a las altas cualidades nutricionales que contiene y, sobre todo, a que es producida de manera orgánica, dice el capricultor Nelson Díaz.

De acuerdo con Caprisan, en Santander anualmente se producen 4.000 toneladas de carne de cabra, las cuales, en su gran mayoría, se comercializan en restaurantes de Bogotá.

La carne de cabra que se consume en Bucaramanga proviene del sur del Cesar y de La Guajira; semanalmente ingresan a la ciudad 200 animales. Una cabra, de 30 kilos de peso, cuesta 100.000 pesos y un kilo de esa carne cuesta 6.000.

GIRÓN

El Tiempo (Colombia) – Bogotá,Colombia 13/11/2005

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responde correctamente para comprobar que eres una persona: *