San Juan tendrá una Ley de Fomento Caprino

Es para evitar la progresiva desaparición de la actividad que se da en nuestra provincia mediante la acción de un equipo interdisciplinario de profesionales y la acción conjunta con los planes nacionales.

El próximo jueves, en la sesión de la Cámara de Diputados de San Juan será tratado para su aprobación el proyecto de Ley que establece el Programa Provincial de Caprinocultura, que tiene por objeto la recuperación, fomento y desarrollo de la actividad caprina en la provincia. El mismo ya obtuvo el despacho favorable de comisión.

Si lo plasmado en la ley se ejecuta, su importancia será clave para los criadores locales y prueba de ello es que durante sus más de 15 años de trayectoria, Suplemento Verde de DIARIO DE CUYO participó activamente al menos de la elaboración y difusión de al menos cuatro planes caprinos provinciales. Con el tiempo cada uno de ellos fue quedando en el olvido tal vez por los sucesivos cambios en los colores políticos de la gestión en el estado provincial.

Mientras tanto, sin dejar de lados algunos intentos de apoyo empresarios y oficiales aislados dignos de destacar como el del municipio veinticinqueño y el Programa Social Agropecuario, la cría y explotación comercial del ganado caprino, fue perfilando su futuro hacia la lenta extinción como contra cara de los programas de apoyo y mejoramiento de la actividad, realizado en otros solares del país, como en la vecina provincia de Mendoza.

Dicha afirmación fue confirmada por un encuesta realizada en 68 puestos de cría del Valle de Tulum realizada en el 2004 por el estudio Agromix, donde la edad promedio de los puesteros era de 56 años y donde se detectó la falta de jóvenes emprendiendo o continuando esta actividad productiva entre otras falencias.

Así lo afirma el autor de la ley, el diputado Leoncio Alonso al señalar que “diversas circunstancias han llevado a una merma tanto del ganado caprino como de las actividades conexas con tal explotación. Desde hace algunos años el sector atraviesa una profunda crisis y necesita de instrumentos reales y concretos para paliar tal realidad y, en definitiva, revertir esta situación”.

“La cría del ganado caprino, como las diversas actividades que alrededor a ella se desarrollan, es la principal fuente de ingresos de una gran parte de la población, especialmente de aquellas zonas que cuentan con grandes extensiones semidesérticas” señala el diputado quien en la elaboración del proyecto, contó con el apoyo profesional de los licenciados en comercio internacional Daniela Giner y Adrián Alonso y el ingeniero agrónomo Alejandro Acosta.

“Estamos convencidos de que existe tecnología como para transformar la actividad, tecnificarla, diversificarla en sus productos y convertirla en una verdadera alternativa de desarrollo sustentable para zonas rurales, transformándola en una eficaz herramienta contra el desempleo, lo que traerá aparejado desarrollo y su consecuente prosperidad a las familias del lugar, evitando su emigración y marginación social” afirmó finalmente el legislador.

Esta ley provincial es indispensable además para poder ejecutar las líneas de apoyo nacional a esta actividad, establecidas por la la recientemente promulgada Ley Nacional 26.141, para la recuperación, fomento y desarrollo de la actividad caprina, fruto del trabajo de la Mesa Caprina Nacional durante los últimos dos años, con el fin de que la producción caprina posea un marco legislativo que promocione su crecimiento.

Puntos destacados

Entre los puntos destacados por el proyecto de Ley que establece el Programa Provincial de Caprinoculturase destacan:

* Objetivo: lograr una producción con vistas a su autoconsumo y/o comercialización, tanto a nivel provincial como de exportación, ya sea de animales en pie, carne, cuero, fibra, leche, semen y embriones y otros productos y/o subproductos derivados, en forma primaria o industrializada, y que se realice en cualquier parte del territorio provincial, en condiciones agroecológicas adecuadas y condiciones de calidad diferenciadas.

* Para ello dentro del ámbito de la Subsecretaria de Agricultura y Ganadería, se prevé crear la Coordinación Provincial del Programa -CPPC-, quien tendrá a su cargo la aplicación de este régimen para la recuperación y desarrollo de la actividad caprina.

* La Coordinación estará a cargo de un equipo interdisciplinario elegidos bajo mediante concurso de antecedentes, integrado por un veterinario, un ingeniero agrónomo, un licenciado en comercio internacional y un sociólogo.

* Las tareas a cargo del CPPC serán entre otras: Conformar, administrar, actualizar y resguardar un Registro Provincial de Caprinocultores (Reproca). Planificar y desarrollar periódicamente un Censo Provincial de Ganaderos Caprinos. Elaborar, presupuestar y desarrollar anualmente un Plan de promoción social y capacitación de los productores y/o puesteros en temas sanitarios, agronómicos y comerciales entre otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responde correctamente para comprobar que eres una persona: *