Regulan las poblaciones caprinas y la conservación de la cabra salvaje

Un decreto ordenará los sistemas de caza de estos animales y sustituirá la moratoria vigente

EUROPA PRESS-PALMA
El decreto sobre la Regulación de poblaciones caprinas y de Ordenación del aprovechamiento cinegético de la cabra salvaje mallorquina, aprobado el pasado viernes en Consell de Govern, adopta una serie de medidas para la conservación y promoción de la cabra salvaje mallorquina como trofeo de caza mayor.

Según informó ayer en rueda de prensa el director general de Caça, Protecció d’Espècies i Educació Ambiental, Antoni Gómez, el decreto implantará la creación de un certificado de calidad de Caza Mayor, la creación de la Comissió Balear de Caça Major i Homologació de Trofeus, y la gestión (por parte del Consell de Mallorca) de la Caza Mayor en las fincas controladas de su propiedad.

La cabra salvaje mallorquina «tiene valor como pieza cinegética» y actualmente está bajo una moratoria que impide su captura y caza», según explicó Gómez.

En este sentido, indicó que en la zona de la Tramuntana, la cabra salvaje común comenzó a proliferar y a cruzarse con la cabra autóctona balear, con lo que se hizo necesaria la ordenación de su población.

Con el nuevo decreto, la Direcció General de Caça podrá autorizar la captura de cabras en los terrenos en los que convenga regular su densidad y quedará prohibido repoblar o liberar cabras de cualquier variedad en el medio natural de Balears.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responde correctamente para comprobar que eres una persona: *