Rechazan la identificación electrónica mientras no sea asequible

A menos de un mes para su entrada en vigor con carácter obligatorio, los ganaderos europeos tendrán que sumar los gastos de esta técnica a la ya difícil situación que atraviesa el ovino y el caprino por el incremento de los costes de producción.

Madrid. 13/11/2007
Silvia González Cerredelo

A partir del próximo uno de enero se pondrá en marcha la identificación electrónica de ovinos y caprinos. Una técnica rechazada por los ganaderos europeos mientras los costes de su aplicación sean tan elevados.

La gran mayoría de los ganaderos tendrán que sumar este gasto a la ya difícil situación por la cual están atravesando, motivada por la subida de los costes de producción, la bajada continua de la renta de los agricultores y las enfermedades que últimamente azotan el ganado, tales como la fiebre aftosa o la fiebre catarral.

Desde junio del 2006, los ganaderos de ovino y caprino esperan con impaciencia un informe de la Comisión Europea sobre la identificación electrónica de sus animales. Un informe que todavía no se ha publicado y que es “indispensable” para que las autoridades políticas puedan abrir un debate responsable para hacer una evaluación del estado de preparación de los sectores para la aplicación de esta técnica.

El secretario general del COPA COGECA, Pekka Pesonen, afirma que los ganaderos “se encuentran en una situación de desencanto” y califica de “inadmisible” la situación que está viviendo el sector desde hace más de un año y medio. Los ganaderos, dice, “se niegan a llevar esa pesada carga económica, cuando el sistema de identificación actual aporta ya una trazabilidad adecuada y se está aplicando de forma correcta”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responde correctamente para comprobar que eres una persona: *