Quesos regulados se venden 151% por encima de lo que dicta la Gaceta Precios fuera de control

Quesos regulados se venden 151% por encima de lo que dicta la Gaceta
Precios fuera de control

RAQUEL BARREIRO C.

EL UNIVERSAL

Los precios reales de venta de las variedades de queso regulado se alejan cada vez más de lo que indica la Gaceta Oficial. En promedio el mercado muestra valores que están 151% por encima de los precios controlados.
Para los consumidores es imposible conseguir un kilo de queso pasteurizado a 7.735 bolívares, básicamente porque los comercios dejaron de vender esta variedad de queso y ofrecen ahora productos con diferentes nombres y precios.

Las industrias han sacado al mercado una variedad de queso pasteurizado enriquecido con vitaminas que tiene un precio aproximado de 16.000 bolívares, es decir, supera en 106,8% al valor regulado.

Otra variedad que es imposible conseguir es el queso blanco semiduro a 4.940 bolívares, tal y como dice la Gaceta Oficial. El mercado sólo muestra productos con un valor que supera la regulación en 203,6%.

Los vendedores ofrecen productos con denominación de origen o con nombre “propio”, que según indican son queso blanco semiduro, pero sus precios sobrepasan los 15.000 bolívares.

El queso blanco duro, que está regulado en 4.900 bolívares, se vende sobre los 12.000 bolívares, es decir, su precio está 144% por encima de lo que señala la Gaceta Oficial.

Por otra parte, las variedades de quesos nacionales que no forman parte del control, presentan continuos cambios de precios en el mercado.

Un kilo de queso palmita se consigue entre 14.500 y 16.000 bolívares, mientras que en junio del año pasado su precio era de 9.700 bolívares.

La variedad de queso guayanés tiene un precio de 13.000 bolívares aproximadamente, pero hace un año costaba 72%.

El queso palmizulia elevó su precio de 15.100 bolívares a 19.300 bolívares en los últimos 12 meses.

Fuera de control

El queso no es el único alimento que se vende más por encima de la regulación. La carne de res se vende en promedio 43,8% por encima de lo señalado por la Gaceta Oficial.

Un kilo de carne de primera tiene un precio promedio de 13.500 bolívares, aunque se debería vender en 9.164 bolívares.

Los cortes de segunda se expenden en 12.400 bolívares, pero su valor regulado es de 8.519 bolívares.

Los cortes de tercera tienen un precio de 11.200 bolívares, aunque el Gobierno señala que es de 7.349 bolívares. Incluso es posible conseguir en algunos supermercados el kilo de lagarto la reina en 13.500 bolívares.

 

Otras variedades como el lagarto con hueso o la costilla, que están regulados a 4.860 bolívares, se venden hasta por 7.000 bolívares.

El viceministro de Comercio Interior, Martín Villarroel, aseguró que están realizando un análisis de la situación y dio instrucciones al Indecu para que incrementara su fiscalización en la venta de este rubro.

Aclaró que periódicamente se hacen revisiones de las estructuras de costos de todos los alimentos regulados, pero por los momentos descartó que se realicen ajustes de precios
El Universal (Venezuela) – Venezuela 20/06/2006

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responde correctamente para comprobar que eres una persona: *