Programa de Mejoramiento Genético

Claudio Rubén Mosqueira, director regional sur de la Corporación de Fomento del Chubut, y el doctor Marcelo Pérez, propietario de la Estancia Numancia SA, respondieron a una invitación realizada por el intendente de Pico Truncado, Osvado Maimo, a efectos de imponer a los pequeños productores la tarea que llevan adelante a través del “Programa de Mejoramiento Genético y Eficiencia de Producción Ovina”.

Se trata de un novedoso programa que beneficiará a minifundistas y se trata de la donación se semen de ganado ovino merino para ser distribuido por la Dirección Regional Sur de CORFO entre los minifundistas de la región.
Al respecto, Mosqueira indicó que “el emprendimiento se inició en la zona sur del Chubut y consiste en un programa genético para minifundistas, el cual se realiza a voluntad del productor y no es impuesto por el Estado, y en este caso debe ser el productor quien tiene que elegir esta propuesta y ver si realmente la acepta y le conviene” aplicarlo en su establecimiento.

El funcionario agregó que una vez realizada la donación “nosotros hacemos el resto del trabajo” ya que “tenemos la logística y aportamos los profesionales” teniendo en el caso particular de la zona sur del Chubut “el conocimiento de los minifundistas, y como una de las partes del programa, la tarea consiste en reunir a la gente y hacerle entender que una de las maneras que existe para salir delante de la pobreza, es asociarse” por tal motivo “tratamos de ir incluyendo en este programa todo ello” dijo.
Destacó Mosqueira que la tarea desarrollada en la Colonia Aborigen “La Chalía”, ubicada en cercanías de la localidad rural de Ricardo Rojas (Chubut), fue donde “se inició el programa con 25 familias que no contaban con un espacio cerrado para la esquila y el baño ovino” por lo que “inauguramos un galpón que servirá para que dichas personas se reúnan y conformen una comisión a efectos de elaborar un reglamento y utilizarlo además para fines comunitarios”, sostuvo.
“El Galpón de Esquila y Baño Ovino Social (tal la denominación del nuevo espacio) era una necesidad para dicha comunidad, y además, será de suma utilidad para quienes pastorean sus rebaños en una extensión de 60 kilómetros en los que se extiende la colonia pastoril” dijo el director de la región sur de CORFO Chubut, para finalizar expresando que “el fin de este programa es mejorar la calidad de vida de la familia minifundista” con la esperanza de que “se pueda extender por toda la argentina”.
Por su parte, el estanciero Marcelo Pérez indicó que “nosotros entendemos que si todos luchamos por un objetivo común, nos beneficiamos todos” siendo la idea de este programa que “podamos desarrollar lanas de mejor calidad y la gente de pocos recursos, minifundistas en este caso, puedan mejorar también su calidad de vida aumentando su rentabilidad”.
Pérez agregó que “si pensamos que el mercado de nuestras lanas no está en competencia a nivel internacional, caso Australia o Nueva Zelanda, sería bueno poder lograr que toda la región sea distinguida por una alta calidad del producto de este tipo de fibra” por ello la necesidad de optimizar el producto.
“El programa –puntualizó Pérez- fue diseñado para pequeños productores” y lo que se necesita “es compromiso con la idea” ya que aquí “no se trata de asistir, sino de enseñar a producir mejor con metodología y con genética, que en este caso la pone (la Estancia) Numancia”, dijo.
Consultado de qué forma se regula y controla el programa, el profesional expresó que “se toman parámetros productivos” y “se estudia la hacienda para saber qué tipo de semen hay que usar” para posteriormente “realizar un seguimiento”, aclarando que “el plazo para el cual está planteado este proyecto es a diez años” significando ello que “no es algo transitorio”.

“Para el control habrá gente capacitada” dijo Pérez, donde “personalmente voy a clasificar, habrá técnicos aptos en esta zona para realizar un seguimiento sistemático de cada uno de los resultados que se vayan generando” a lo que se suma “un complemento que es el soporte de un grupo de profesionales, como sociólogos y agrónomos que hace que le dé mayor sustento al proyecto propiamente dicho”, manifestó.
Finalizando, Marcelo Pérez aclaró que el programa “es relativamente joven” ya que “comenzó en el año 2006 y está dando sus primeros pasos” necesitando igualmente “que esto trascienda y continúe en el tiempo más allá de nuestra presencia” por ello “está pensado a largo plazo para tener realmente resultados concretos”, puntualizó.
Vale destacar que en la provincia del Chubut la mitad de los productores tiene menos de 2000 cabezas de ganado y una gran parte está por debajo de los mil animales, siendo este sector el que más sufre de las limitaciones económicas para invertir en la genética y mejorar así su producto y por consiguiente sus ingresos.
Además, indicar que la brecha existente entre los establecimientos que pueden invertir y entre los que no pueden hacerlo, fue el puntapié para que el proyecto sea presentado ante el ente CORFO-Chubut.
En la actualidad los objetivos son: aumentar la señalada, lograr corderos de alta tasa de crecimiento, aumentar el peso del vellón, reducir finura a menos de 22 micra y mejorar sustancialmente la calidad de la lana, para ello, Estancia Numancia S.A. pone a disposición su estructura genética y aporta la clasificación de hacienda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responde correctamente para comprobar que eres una persona: *