Prevención de la brucelosis

En el marco del Programa Caprino que gestiona el Gobierno de Jujuy, recientemente se realizó la primera reunión sobre Brucelosis caprina.

Martín Llanos
El Tribuno Campo Jujuy

Para impulsar la actividad caprina, de la cual dependen unos tres mil pequeños productores, se realizó recientemente la primer reunión sobre la Brucelosis caprina. El objetivo era abordar esta problemática que afecta a varias provincias productoras del país.

En este sentido, la doctora Teresita Auad, responsable de este programa provincial, señaló que “el encuentro contó con la participación de diferentes representantes de productores y técnicos que trabajan en relación con la actividad en las diferentes zonas de producción de la provincia”.

Asimismo indicó “que la organización estuvo a cargo de la Dirección de Desarrollo Ganadero, dependiente del Ministerio de Producción y Medio Ambiente de Jujuy, y participaron técnicos de INTA Abra Pampa, La Quiaca, Hornillos, INTA Cerrillos (Salta), el departamento de zoonosis del Ministerio de Salud de Jujuy, Instituto de la Pequeña Agricultura Familiar (IPAF NOA), municipio de Tilcara, Comisión Municipal de Tumbaya, Red de Municipios, Secretaria de Producción de Salta, Ley Ovina, y productores caprinos de diferentes localidades de la provincia”.

En este contexto, la profesional señaló que “se trató la problemática de esta enfermedad, ya que en los lugares donde está presente causa graves daños en los hatos y se transmite al hombre produciendo enfermedad”. Por tal motivo, Auad manifestó que “la idea es trabajar en conjunto con la provincia de Salta. En el caso de Jujuy, actualmente se están muestreando animales de la zona de la Quebrada de Humahuaca. También se tiene previsto hacer lo mismo en la zona del Ramal, que podría ser la más expuesta a la enfermedad. Aunque hasta ahora no se han detectado casos positivos, ni tampoco existen datos confirmados de la enfermedad en Salud Pública”.

Etiología y epidemiología

En el género Brucella se reconocen 6 especies diferentes, aunque sólo 4 producen enfermedades humanas, siendo tres las más frecuentes: Brucella abortus, B. Suis y B. Melitensis, transmitidas respectivamente por las vacas, los cerdos, las ovejas y las cabras. El hombre puede adquirir la enfermedad accidentalmente, como huésped secundario, pero la transmisión de persona a persona es excepcional, como también la vía placentaria o la lactancia.

Los principales mecanismos de adquisición de la infección son la inoculación conjuntival, la respiratoria por inhalación, la vía cutánea y la digestiva. Las tres primeras formas implican un contacto directo con los animales enfermos, mientras que el contagio por vía digestiva se produce por la ingesta de productos lácteos contaminados.

Cuadro clínico

Desde el punto de vista clínico, la brucelosis humana puede presentarse como:
a) Enfermedad subclínica;

b) Enfermedad aguda y subaguda;

c) Enfermedad circunscripta;

d) Enfermedad recidivante, y

e) Afección crónica.
Enfermedad subclínica: Es asintomática y se la detecta a través de resultados serológicos positivos, sin haber presentado el paciente con anterioridad, antecedentes que hicieran sospechar la existencia de la misma.
Enfermedada aguda y subaguda: Luego de un período de incubación que puede oscilar entre 5 días y varios meses, puede presentarse como una alteración pasajera, con síntomas leves o como una enfermedad tóxica, de iniciación brusca y que da a origen a múltiples complicaciones. La sintomatología es polimorfa manifestando el paciente escalofríos, sudoración, fatiga y debilidad. También en otras oportunidades mialgias, anorexia, tos, dolores oculares y visión borrosa, etc.
La fiebre es infaltable y a menudo supera los 40º C. Ocasionalmente es ondulante o intermitente.

En el cuadro sanguíneo es posible encontrar una anemia leve. La mayoría de los pacientes se recuperan sin secuelas, si se establece el diagnóstico con rapidez y se somete al paciente a un adecuado tratamiento.
Enfermedad circunscripta y complicaciones: en esta forma los gérmenes patógenos pueden localizarse prácticamente en cualquier órgano: huesos, SNC, bazo, corazón, pulmón, etc. Las complicaciones de estas localizaciones pueden ocurrir de manera simultánea, y en general es la forma que se observa con mayor frecuencia en las evoluciones crónicas.
Infección recidivante: se observa en un porcentaje bajo de pacientes que vuelven a presentar sintomatología luego de meses o aún años de haber reaccionado favorablemente a los tratamientos efectuados oportunamente. Quizás la disminución de los mecanismos de defensa del paciente o la localización de las lesiones explican éstas recidivas, a veces difíciles de diferenciar de nuevas reinfecciones.

Enfermedad crónica: es el tipo de afección de más de un año de duración. El motivo puede atribuirse a un tratamiento inapropiado realizado o a una localización focal en ciertos órganos como el hígado o los huesos. La sintomatología, de fatiga y depresión persistentes, no se acompañan con exámenes de laboratorio que indican una infección activa.

Diagnóstico

La sintomatología polimorfa que se ha mencionado en las distintas formas es común a muchas enfermedades y el diagnóstico adecuado se establece con la realización de pruebas serológicas.
Entre las pruebas a realizar para la detección del germen podemos citar hemocultivos, cultivos de material purulento en los casos focales, cultivo de LCR, etc. De suma trascendencia y de mayor uso es la STA (Prueba de aglutinación estándar en tubo) es la mas utilizada. Se establece el diagnóstico cuando el título de aglutinación es igual o mayor que 1:160. En las formas focales estos títulos de aglutinación pueden ser menores.
Profilaxis: evitar el consumo de leche no pasteurizada y productos derivados, son la medidas más prácticas para evitar el contagio por vía digestiva. En el personal que manipula animales es necesario el tratamiento adecuado de las heridas, el uso de gafas, guantes y ropas y elementos protectores adecuados, a fin de evitar el contagio por heridas.

Programa Caprino Provincial

En el caso de la provincia de Jujuy, desde el Ministerio de Producción y Medio Ambiente, a través de la Dirección de Desarrollo Ganadero, se trabaja fuertemente en el fortalecimiento de esta actividad que involucra a casi tres mil pequeños productores que poseen un total de aproximadamente 180 mil animales, un 4% de la producción nacional, distribuidos en las diferentes zonas de esta región, afirmó la doctora Teresita Auad.
Por otra parte, consultada sobre las acciones que se vienen realizando para fortalecer esta actividad, la doctora Auad señaló “estamos ejecutando un programa caprino cuyo objetivo general, es lograr el desarrollo del sector caprino, incentivar a los productores a trabajar en la actividad, implementar nuevos productos, tecnologías y manejo del ambiente natural, resaltando la eficiencia productiva de los animales para lograr mejoras de la oferta de productos de origen caprino al mercado, lograr insertarlos y aumentar los ingresos del productor”.

Asimismo, enumeró los objetivo específicos para llevar adelante este programa que consisten “en trabajar en el desarrollo de la raza Criolla; incrementar el número de animales “productivos” para mejorar la oferta en el mercado interno; implementar un plan de saneamiento de enfermedades enzoóticas y enfermedades de las que se desconoce su incidencia y prevalencia, y que son de gran importancia en la eficiencia productiva de la majada y/o en salud pública; fomentar el desarrollo de productos o subproductos innovadores en el mercado como fibra, quesos saborizados, dulce de leche y chacinados de origen caprino”. Señalando, en tal sentido, que a través de este programa también se pretende “mejorar la calidad comercial y bromatológica de los productos y subproductos, aplicando normas operativas que garanticen calidad en la elaboración, como BPM, POEs, etc., capacitar al productor para obtener una alta eficiencia de producción y la mayor calidad en los productos, implementando los conceptos de “Denominación de Origen”, “Calidad garantizada”, “Producto orgánico”, fortalecer la permanencia y el arraigo de las familias en las zonas rurales, elaborar un registro provincial de productores caprinos, para conocer los actores y de esta forma facilitar el contacto con ellos e interrelacionarlos para impulsar o promover el asociativismo y cooperativismo”.

El Tribuno – Salta,Argentina

01/07/2007

2 respuestas a Prevención de la brucelosis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responde correctamente para comprobar que eres una persona: *