Presumen de hacer el mejor queso de México. La comunidad menonita es famosa por elaborar lácteos y producir frutas de alta calidad

CD. CUAUHTÉMOC, Chih.— Se defineN pacifistas, productivos y apegado a sus creencias religiosas. Son los menonitas, una de las más importantes comunidades para el sustento de la economía de Chihuahua.

Hoy en día se les reconoce por producir grandes cantidades de lácteos, legumbres y frutas de excelente calidad y sabor.

Establecidos en Ciudad Cuauhtémoc, anteriormente llamada San Antonio de las Minas, a esta zona se le conoce como la de las “tres culturas”, por albergar igualmente a menonitas, tarahumaras y la población urbana.

Se les puede ver por toda la ciudad vistiendo sus peculiares atuendos. Los hombres portando camisa vaquera a cuadros, pantalones de mezclilla u overol, botas y sobrero. Mientras que las mujeres llevan vestidos largos, con telas en colores oscuros, mismos que ellas fabrican. Todavía hay quien utiliza carretas tiradas de cabellos para trasladarse. Así que así los verán, montados en sus vehículos y distribuyendo sus productos.

Un poco de historia

Los menonitas llegaron a Chihuahua en marzo de 1922 provenientes de Holanda. Antes habían emigrado por otros países de Europa y Canadá, buscando un territorio que les permitiera adaptarse libremente a sus creencias y oficios. En México lo encontraron.

El entonces presidente, Álvaro Obregón, aceptó algunas de sus condiciones, como respetar su religión, escuela propia, no participar en servicios militares y ser dueños de sus propias tierras. El acre se les vendió en nueve dólares.

El origen de esta comunidad y término menonita proviene de Simmon Mennon, un sacerdote católico que, al estar en desacuerdo en las interpretaciones de la Biblia, decidió formar su propia iglesia y darle un nuevo sentido a este libro, con principios basados únicamente en la figura de Cristo muerto en la cruz.

Él estableció que la forma de vida de los menonitas debería estar basada en un autoproducción de bienes, sin lujos y libres de situaciones aunque fueran mundanas.

Los mejores lácteos

Ya establecidos, la comunidad se dio a la tarea de convertir una tierra descuidada en campos fértiles para la producción agrícola. Construyeron sus viviendas, algunas de adobe, madera o concreto junto a campos de cultivo de fríjol, arroz, papa y avena.

Otros más incursionaron en la producción de lácteos. Algunos de los campos y queserías están dispuestas a ser visitadas por el turismo. Como “América”, una de las más reconocidas de la región.

Justin Heinreich, encargado, explica que “diariamente se producen y utilizan 45 mil litros de leche pasteurizada, y se elabora tres y media toneladas de queso tipo cheester, marca Sello de Oro“. Es sin duda uno de los más renombrados en Chihuahua”.

“El éxito de nuestro queso se debe a que todos los productos son elaborados en la región, la gente se dedica a eso.Los precios son accesibles, por un kilo del mejor queso se paga alrededor de 100 pesos”, finaliza.

El Universal (México) – Distrito Federal,Mexico 15/01/2006

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responde correctamente para comprobar que eres una persona: *