Pobladores de Curi construyen planta artesanal de algarroba

Están listos para elaborar algarrobina, café y harina. Productores también comprarán el fruto a los caseríos vecino

La idea nació hace tres años, en las reuniones que sostenían esporádicamente los pobladores del alejado caserío de Curi, distrito de Las Lomas, provincia de Piura (a dos horas en auto de la ciudad capital), con los representantes de la Mesa de Lucha Contra la Pobreza. Los pobladores habían entendido que ellos mismos tenían que forjar su futuro y buscar el desarrollo económico de la localidad.

El algarrobo estaba literalmente desperdiciado por toda esta zona de la región piurana, así es que teniendo en cuenta la facilidad de la materia prima, optaron por hacer un proyecto para instalar una planta procesadora de la algarroba. Solo había que poner manos a la obra.

Los siguientes pasos fueron la presentación y aprobación del proyecto en el concejo de Las Lomas, la constitución de un comité de apoyo y buscar completar el financiamiento del mismo, pues solo una parte fue asumida por esta municipalidad.

Luego, el proyecto especial Catamayo-Chira les dio la mano y completó la inversión, para beneplácito de los aproximadamente 400 moradores que habitan en este humilde caserío.

Los especialistas del Centro de Procesamiento de Productos Agroindustriales de la Universidad Nacional de Piura llegaron hasta el caserío de Curi para dictar talleres de capacitación sobre el procesamiento de la materia prima; así, decenas de pobladores, en su mayoría mujeres jóvenes, fueron instruidos sobre esta labor. Ahora, ya están listos para preparar algarrobina, café y harina de algarroba.

“Nosotros entendimos que hoy en día, los pueblos organizados que conocen sus necesidades saben también qué recursos pueden aprovechar. En el caso de Curi, hay un fruto, la algarroba, que no estaba siendo aprovechado. En adelante será una fuente de ingreso para nuestros pobladores”, dijo Santos Ordóñez, presidente del comité de gestión del caserío de Curi.

Trabajo en equipo

Lo destacable de este trabajo es que ha sido una obra comunitaria, pues los integrantes de este caserío no solo dieron un aporte económico de 23 mil soles para la obra, que sirvió para la compra de materiales, sino que también ellos mismos se encargaron de construirla en un lapso de 90 días. Por ello, el costo de mano de obra prácticamente fue cero.

Además, conforme vaya creciendo la producción, y de acuerdo con un compromiso con la municipalidad de Las Lomas, los pobladores de Curi comprarán la materia prima a sus vecinos de otros caseríos, tales como Lagartos, Bocana, La Rinconada y Talingará, entre otros.

“La idea es que entre nosotros mismos nos ayudemos, ya que el precio de quintal de algarroba está en 25 soles y sirve de ayuda para las familias campesinas de esta zona”, agregó Santos Ordóñez.Por si fuera poco, la planta procesadora motivará a los comuneros de los diversos caseríos del distrito de Las Lomas a cuidar los bosques de algarrobo, que desde hace algunos años vienen siendo depredados. “Para nadie es un secreto que la tala indiscriminada de bosques en Piura es un problema que crece día a día. Dentro de las variedades más afectadas están los algarrobos, cuyas raíces son utilizadas para la fabricación de carbón y el madero es usado como leña” señaló Santos Ordóñez.

Una producción fortificante

Curi es uno de los 68 caseríos que tiene el distrito de Las Lomas. En dicho lugar viven actualmente 100 familias.

Para la ejecución del proyecto, el Concejo Distrital de Las Lomas aportó 18 mil soles y la comunidad de Curi 23 mil soles.

El proyecto Catamayo-Chira aportó 40.500 soles. Se compró mesas de trabajo, una prensa, peroles, baldes, tinas, cucharones y equipos especializados.

La producción de algarrobina, café y harina de algarroba tienen propiedades fortificantes, según los expertos.

El resto del fruto será utilizado como alimento de las seis mil cabezas de ganado (vacuno y caprino) de la zona.

Johnny Obregón Rossi

El Comercio (Perú) – Peru 4/05/2006

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responde correctamente para comprobar que eres una persona: *