Pese al bloqueo empresa granmense consolida sus resultados

ecology-158945_640

Por Yaremis Casanova Infante
Foto Luis Carlos Palacios
Publicado: 30 de octubre de 2008

La empresa Genética y Cría Manuel Fajardo, de Jiguaní, en la suroriental provincia cubana de Granma, dedicada a la reproducción de ganado vacuno, ovino y caprino pese a las limitaciones del bloqueo consolida sus resultados productivos, beneficios económicos, sociales y medioambientales.

 

Para obtener impactos notables aplica la transferencia de tecnologías y explota la capacidad innovadora de sus trabajadores.

Pedro Vázquez Estrada, director general de la “Fajardo” resaltó que por ser Cuba un país bloqueado tenemos que estar unidos y generalizar las técnicas que aporten resultados significativos.

“EL bloqueo no logrará sofocar la esencia de esta entidad, pues continuamos laborando en la preservación y desarrollo de los genofondos principales del país en las razas criollo, charolais, cebú y siboney en el vacuno, y en el ovino el pelibuey, además del rescate de la cabra criolla.

“Las utilidades económicas del presente año superan las del anterior, sobre cumplimos el plan de leche y carne. En estos momentos la producción del líquido es de 700 litros más de lo planificado.

“Las vaquerías 10 de la granja 26 de Julio, y la 14 puntean en la emulación establecida, cuya finalidad es incrementar la producción lechera, obtienen 670 litros diarios a razón de 10 por vaca.”

Yosvanis Arma Simón, obrero del combinado cárnico perteneciente a la Genética, realizó múltiples invenciones con el propósito de mejorar las condiciones de trabajo y aumentar los rendimientos.

Entre estos se encuentran el acondicionamiento del área de duchado del ganado; la construcción del lava patas permitiendo que los animales lleguen en condiciones higiénicas al matadero; la ejecución de burros especiales de cabilla facilitando el reposo de los animales sacrificados y la preparación de un local para el duchado con agua fría de los embutidos.

También, Arma Simón, trabajó en el cercado de la croquetera con malla metálica para favorecer la ventilación y evitar la permanencia de vectores en el lugar y la remodelación del horno de hacer embutidos para ahorrar carbón.

Estas aplicaciones en la genética jiguanisera son muestras representativas de que a los cubanos el bloqueo nos afecta, pero a la vez nos inspira a buscar nuevas alternativas.
Mantener los éxitos y cosechar otros, es el propósito de la empresa Manuel Fajardo que no se detiene a pensar en las limitantes que ocasiona el bloqueo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responde correctamente para comprobar que eres una persona: *