Para ser competitivos hay que apelar a las nuevas tecnologías

El ministro de la Producción, Luis Basterra, dijo que el acuerdo con el INTA para la instalación de la primera estación experimental en Juárez ratifica la visión del gobernador Gildo Insfrán.

Es que el primer mandatario provincial dice que el conocimiento es la herramienta esencial para promover los procesos de transformación. “Hoy, para ser competitivos, hay que apelar a tecnologías que puedan ser eficiente en términos económicos pero también que tenga criterios de sustentabilidad ambiental con lo cual esta complementariedad de factores trabajadas desde el máximo organismo de tecnología del país sin dudas que favorecerá enormemente al desarrollo de la región”, refirió el ministro.

No dejó de incluir en el tratamiento del tema lo inherente a la cuestión de los equilibrios sociales, para precisar que “obviamente la visión del gobierno apunta permanentemente a ello y sin dudas que el componente tecnológico va a jugar un rol muy importante en lo concerniente a la equidad social”.

Basterra fue muy concreto al reflexionar acerca del modo como impacta la intervención del hombre en la naturaleza para definir lo que resultará de esa actitud. “Cuando el hombre interviene correctamente esa zona expresa todo su potencial. Cuando lo hace incorrectamente se puede convertir en un páramo”, advirtió.

A modo de ejemplo, comentó los efectos del sobrepastoreo en el oeste. “Esos campos son de una fertilidad muy importante y tenían una disponibilidad de pasturas realmente altas. Pero el hombre fue ocupando esos territorios sin tecnologías adecuadas generando sobrepastoreo”, relató.

En ese sentido, admitió que la cabra tiene mucho que ver con esa realidad y aunque admite que ese animal es excelente, hay que contar con conocimientos acabados acerca de cómo hay que manejarla correctamente para que no genere daño ambiental.

Discursos falsos

En esa línea de pensamiento, sostuvo que muchas veces los ambientalistas y ecologistas hacen discursos que son falsos y son falaces cuando dicen que no hay que desmontar porque ese el principal mal del desarrollo y de la evolución. “En el caso del oeste están absolutamente equivocados y sin dudas que la situación será resuelta cuando se ordenen los modelos de aprovechamiento”, sugirió.

Explicó que lo que comen las vacas, cabras, cerdos o los burros en esos ambientes son los renovales de las futuras especies que deberían ir ocupando esos distintos estratos por lo que el ordenamiento territorial es lo que va favorecer el desarrollo de esa zona.

“Es decir que hay que habilitar áreas para la implantación de pasturas y reservar otras para que los bosques puedan recuperar su dinámica evolutiva y productiva para que en vez de ser bosques degradados haya bosques muy buenos, así como también áreas que expresen todo su potencial”, expresó.

Basterra aceptó que que cuando se ven los resultados de algunas experiencias del CEDEVA o las que llevan adelante los productores privados, queda en evidencia que esa zona tiene un potencial impresionante para lo productivo.

Trabajo ordenado

Respecto de su postura, añadió que lo que si debe hacerse es trabajar de manera ordenada con información científica y por eso la relevancia de tener un INTA en esos lugares, respetando el concepto de que cada región tiene sus particularidades.

“Formosa tiene hoy en Laguna Naineck, El Colorado, Misión Tacaaglé, Las Lomitas, Laguna Yema y ahora en Juárez seis centros donde se investiga se aplican tecnologías ajustables que es lo que estamos haciendo en coordinación con el INTA desarrollándose tecnologías adaptadas a cada una de las ocho regiones en que esta dividida la provincia en materia productiva y cada una de las cuales requiere de tecnología especifica, consignó.

El ministro dijo luego que así como Córdoba puede ofrecer su histórica oferta académica y otras provincias su minería, Formosa dispone de un importante stock de recursos naturales que hay que gestionarlos, ordenarlos y aprovecharlos con un criterio sistémico y que constituyen la base de la agregación de valor que es lo que aprecia en la actualidad en mayor escala.

El tema de las carpinterías y de la actividad foresto-industrial, permite comprobar la existencia de establecimientos desde esta ciudad hasta Ingeniero Juárez. “Esto no es un dato menor. Esto permite el desarrollo de actividad económica en forma homogénea en todo el territorio”, enfatizó.

El tema caprino

El tema de las cabras, mereció la continuidad del tratamiento por parte de Basterra: “Si uno lo analiza son alrededor de 300.000 cabras que comen lo que equivale a 50.000 vacas. Si apreciamos que Formosa cuenta con alrededor de 1.800.000 vacas. ¿Qué significación tiene lo que consumen 50.000 vacas? Sin embargo esas 300.000 cabras en el oeste tienen una importancia alta para la población que vive en ese lugar”, expresó para acotar: “Entonces, la visión de que todo el territorio tiene que desarrollarse armónicamente requiere estrategias diferenciadas”.

“Si tuviésemos una sola política uniforme en la provincia descartaríamos la cabra. Pero como definimos ocho regiones en la provincia para trabajar en cada una de ellas, toma relevancia la cabra para la región centro oeste y el extremo oeste”, precisó.

“Lo cierto y concreto es que las cabras están, el CEDEVA tiene la Cabaña Provincial Caprina y trabaja en modelos de alimentación, la empresa privada se radica y genera información a partir de la avanzada en materia de transferencia embrionaria con un laboratorio que es modelo a nivel nacional, nuestros técnicos interactúan… se va armando una estrategia para ese producto que antes era meramente de subsistencia y hoy pasa a ser una actividad económica que en el mediano plazo va a redituar considerablemente”, comentó.

Uno de los pasos a seguir en la búsqueda de un sello distintivo en Formosa en materia caprina es avanzar hacia el “capón”, es decir un animal de 30 kilos que permite un aprovechamiento integral de la genética que tiene incorporada la cabra para ganar los kilos mas fácilmente y evitar las faenas cuando apenas tiene diez o doce.

Se le hizo notar que en la actualidad hay un aprovechamiento integral del animal no solamente en cuanto a las carnes sino también en lo que tiene que ver con los cueros –que son curtidos en el Parque Industrial- las pezuñas y hasta el estiércol que se aprovecha para su utilización como abono.

AbiertaTV – Argentina 31/10/2008

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responde correctamente para comprobar que eres una persona: *