Paliar la crisis del ovino extremeño

Señala que los actuales precios del cordero extremeño son similares a los de hace diez años.
La organización APAG Extremadura Asaja reclamó hoy la puesta en marcha de medidas inmediatas dirigidas a paliar la “crisis” que a su juicio sufre el ovino extremeño, un sector de tremenda importancia dentro de la cabaña ganadera extremeña y que representa a más del 30 por ciento del total de la producción animal de la región.

Explica la organización agraria que el ovino extremeño es un sector de tremenda importancia dentro de nuestra cabaña ganadera y que representa a más del 30% del total de la producción animal en nuestra comunidad autónoma, y asegura que se encuentra atravesando una de las “peores crisis de toda su historia”, una crisis de naturaleza estructural, “que está conduciendo al borde de la bancarrota a los miles de ganaderos de este sector y para la que es necesario promover medidas urgentes que persigan salvaguardar la renta de las miles de familias afectadas”.

Así, y según los datos aportados por la organización agraria, los precios del ovino y caprino extremeño rondan en la actualidad 1,91 euros el kilo, es decir, un 30 por ciento menos que los alcanzados a lo largo el pasado mes de junio de 2006 y muy similares a los cotizados por estas fechas en 1998.

“En otras palabras, casi diez años después, los precios del ovino no han variado, habiendo, sin embargo, aumentado de manera espectacular los costes de producción”, señala APAG Extremadura Asaja.

ovejas1Como ejemplo APAG Extremadura recuerda la “constante subida” producida en los precios de los piensos, así como el elevado coste de mano de obra, el” desmedido precio” alcanzado por la tierra, tanto en propiedad como en arrendamiento, el aumento de los costes de identificación de los animales, entre otros asuntos.

Por eso señala que la reducción en los precios, unida al aumento de los costes de producción, “ha derivando todo en una pérdida de renta de los ganaderos afectados que obligará a muchos de ellos a abandonar un sector de tremenda importancia para el agro extremeño, con el consecuente perjuicio para la economía global y para la de muchas familias del mundo rural en Extremadura”.

Este problema que proviene y afecta a la propia estructura del sector del ovino español se ve agravado, señala APAG, con la entrada masiva de cordero congelado de países terceros, que “reduce la calidad del producto sin ningún diferencial con respecto a los precios para los consumidores, lo que, además, ha provocado descensos en el consumo per cápita de este tipo de carnes”.

Añade que a todo ello hay que sumarle el “enorme esfuerzo” que los ganaderos están haciendo para modernizar sus explotaciones, así como aplicar las medidas de trazabilidad e identificación electrónica individual del ganado, todo ello de cara a ofrecer la máxima seguridad alimentaria a los consumidores, pero que también ha provocado una perdida de rentabilidad en las explotaciones.

Para atajar esta situación, APAG Extremadura Asaja insta a la Junta de Extremadura a llevar a cabo una serie de acciones encaminadas a paliar la crisis del ovino en Extremadura, como son poner a disposición del sector ovino/caprino ayudas públicas como el establecimiento de ayudas directas y créditos blandos para la modernización de las explotaciones, al objeto de disminuir los costes de producción.

También se apuesta por incentivar económicamente a los ganaderos acogidos a algún tipo de programa de carne de calidad diferenciada, reconocer al sector de ovino extremeño como preferente en la asignación de los fondos de desarrollo rural para el periodo 2007-2013, debido a la labor medioambiental que éste realiza, favoreciendo el mantenimientos de los ecosistemas donde está implantado, o el establecimiento del desacoplamiento total de la ayuda al ovino-caprino como medio para evitar la pérdida de fondos comunitarios.

La organización reclama además medidas para favorecer el relevo generacional tanto en las explotaciones como en el personal especializado de las mismas, así como la mejora del nivel profesional de los pastores, promover estudios para el establecimiento de un seguro de renta eficaz para las explotaciones de ovino y caprino.

Además, reclama la creación de la Mesa del ovino extremeño, donde estén representados todos los sectores implicados tanto a nivel de productores, intermediarios, industriales, grandes superficies y las distintas administraciones competentes.

Se trataría de un foro, explica APAG, en el que se debiera analizar profundamente los problemas del sector, “al objeto de buscar soluciones eficaces que eviten la desaparición de un gran número de profesionales del sector”.

Extremadura al día – Badajoz,Spain 27/06/2007

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responde correctamente para comprobar que eres una persona: *