Ovinocultores se capacitan en inseminación artificial

Esta técnica les permite la utilización de semen de alta calidad de razas de cualquier parte del mundo y tiene una efectividad de 60 a 80% en ovejas

Reynosa, Tam. (El Mañana).- Con la finalidad de que los integrantes del sistema-producto ovinos del norte de Tamaulipas conozcan nuevas técnicas y se capaciten en su uso, el pasado viernes 27 de octubre, en el Rancho “El Tesoro del Municipio de Río Bravo, se llevó a cabo el Taller “Manejo intensivo de la reproducción: Inseminación artificial en ovinos”, evento promovido por el Grupo Ganadero de Validación y Transferencia de Tecnología (GGAVATT) “La Sauteña” y desarrollado por investigadores de la UAT-Agronomía y Ciencias e INIFAP-Campo Experimental Río Bravo en el que estuvieron presentes más de 150 asistentes.

Ceremonia inaugural
En el acto inaugural se contó con la participación del Sr. Leonel Meza López, propietario del Rancho “El Tesoro” sede del evento, quien se encargó de dar la bienvenida y atender a todos los asistentes; posteriormente el Sr. José Antonio Camarillo Terán, presidente del GGAVATT La Sauteña se encargó de dar a conocer los objetivos del evento; después el M.A. Miguel Ángel García Gracia, Jefe del Campo Experimental Río Bravo explicó la importancia de hacer uso de nuevas tecnologías y finalmente la Ing. Josefina Almazán Sancen, Jefa del Distrito de Desarrollo Rural 156 dio el mensaje institucional de la SAGARPA y declaró inaugurado el evento.
Se explicaron las principales técnicas de inseminación
La parte teórica estuvo a cargo del Dr. Arnoldo González Reyna, Profesor-Investigador de la UAT y el M.C. Asunción Méndez Rodríguez, Investigador del INIFAP-Campo Experimental Río Bravo. En esta sección se explicó lo que es la inseminación artificial y sus ventajas, las principales técnicas y el equipo que se utiliza para ello. Posteriormente se proyectaron dibujos y fotografías de la anatomía del aparato reproductor del borrego y de la oveja, así como de las hormonas que intervienen en el proceso de reproducción, mismas que se utilizan para inducir y sincronizar el estro o calor de las ovejas que se quieren tratar mediante inseminación artificial. Se dijo a la asistencia que en cada eyaculación del borrego arroja de 8 a 10 billones de espermatozoides con lo que se pueden “fabricar” más de 100 dosis para la inseminación de igual número de ovejas.
Detalles sobre sincronización del estro
También se aclaró que hay razas de ovejas que presentan calores estacionales; es decir, sólo en ciertas épocas del año, y otras no, por lo que presentan ciclos de calor cada 40 a 45 días; pero de igual manera, para llevar a cabo la inseminación artificial, se tiene que hacer uso de la sincronización del estro mediante las inyecciones de prostaglandinas, implantes hormonales o esponjas intravaginales.

La manera de recolectar semen
El taller también tuvo su parte de práctica, la cual consistió en explicar a los asistentes lo relacionado con la recolección de semen de los borregos que se tienen identificados como sementales de alto registro, para ello se utilizó una vagina artificial y un electroeyaculador. Posteriormente se puso una muestra en microscopio que los asistentes observaran la calidad del semen, para ello se explicó que se hace un conteo de espermatozoides y se observa que no tengan defectos físicos.
Inseminación artificial por laparoscopia
Otro procedimiento que se explicó fue lo referente a la inseminación artificial por laparoscopia, para lo cual se sujeta a la oveja en una camilla, se le desinfecta el área donde se hará la incisión, se le inyecta antentesia y se le pone antibiótico; boca arriba se coloca con las patas traseras hacia arriba, se hace un agujero a más o menos 8 centímetros delante de la teta derecha, se le pone aire (se le infla el vientre); se hace un segundo agujero a más o menos 8 centímetros delante de la teta izquierda, por donde se mete la pipeta con el material de inseminación. Por el agujero del lado derecho se observa y por el izquierdo se pone media dosis de semen en cada cuerno del útero de la oveja, ya que es bipartido.
La sección de prácticas estuvo coordinada por los M.C. Javier Hernández Meléndez, Ing. J. Alberto Quintero E., Profesores investigadores de la UAT y MVZ Víctor Vázquez Pulido, encargado del laboratorio de mejoramiento genético de la Asociación de Ovinocultores de la zona centro de Tamaulipas.
Otras actividades prácticas realizadas fue el diagnóstico de gestación con ultrasonido y la detección de celo en hembras ovinas.
Ovinocultores satisfechos
Los asistentes quedaron satisfechos con la forma y metodología utilizada en el taller y les quedó claro que la inseminación artificial es una práctica que debe generalizarse en pro de un desarrollo más rápido de la ovinocultura regional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responde correctamente para comprobar que eres una persona: *