Oficio de cabrero en Salamanca

SALAMANCA. El Ministerio de Medio Ambiente pondrá en marcha un plan para la reimplantación del sector caprino y el oficio de cabrero en la provincia de Salamanca, que está casi desaparecido por la despoblación del medio rural. Según informó ayer a Efe el subdelegado del Gobierno en Salamanca, Jesús Málaga, «se trata de una iniciativa novedosa que busca tres objetivos: recuperar el antiguo oficio de cabrero, obtener la mayor rentabilidad de todos los productos derivados de la leche y la carne de cabra y en tercer lugar fomentar el asentamiento de población en las zonas serranas de la provincia salmantina». El proyecto persigue instruir a personas para que obtengan la formación necesaria en la cría y cuidado de cabras de una forma diferente a como lo hacían los cabreros de antaño.

«Ya no son rentables los cabreros que estaban desde el amanecer hasta el anochecer en la sierra dando de comer a las cabras», explicó Málaga, por lo que «la intención es una cría en régimen casi intensivo o estabulado». La idea prevé que cada cabrero pueda llegar a unas 400 cabras, que las tendrían encerradas en corrales y que saldrían al campo alrededor de tres horasEl MAPA quiere recuperar el sector caprino y el oficio de cabrero en Salamanca al día.

La zona donde comenzará a desarrollarse este proyecto será en Las Arribes del Duero, aunque también pretenden extenderlo a la parte de la Sierra de Francia, zonas donde apenas ya existen cabreros, y si los hay son muy mayores, y que hace 30 años suponían una parte imprescindible de la economía rural. En estas dos zonas de sierra existen muchos terrenos comunales que pertenecen a los Ayuntamientos y que están desaprovechados.

Derivados de la leche y la carne

Alcaldes como los de Aldeadávila de la Ribera, Mieza o La Peña aseguran que están muy interesados en potenciar esta iniciativa ya que tanto la leche como la carne de cabra y sus derivados cada vez son más apreciados e incluso se venden muy bien en las tiendas especializadas. Para que esta iniciativa tenga viabilidad, la Dirección General de Zonas deprimidas del Ministerio de Agricultura y Ganadería ha encargado un estudio la Universidad de Salamanca y a Caja Duero.

El objetivo es que junto a esas explotaciones caprinas se creen empresas que manufacturen quesos o yogures de leche de cabra y, a la vez, se comercialice la carne de cabrito, «con el fin de sacar la mayor rentabilidad posibles», según Málaga. De momento, ya existe un precedente de explotación de caprino estabulado en la localidad salmantina de San Miguel de Valero, que además de comercializar la carne también obtiene beneficios de la elaboración de quesos frescos

ABC Castilla y León – Castilla y León,Spain
12/2007

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responde correctamente para comprobar que eres una persona: *