Nació la primera chivita de pedigree argentina

El primer caprino de pedigree de la Argentina nació en la comuna rural de Cushamen, en la provincia de Chubut, como consecuencia de la importación de castrones y cabras angora desde Australia con el objetivo de potenciar las cualidades productivas de los futuros planteles caprinos.

Este primer ejemplar -una hembra- de pedigree de la Argentina, fue bautizada con el nombre de Valentina e inaugurará los libros de registro de la raza Angora, informó la Corporación de Fomento Rural (CORFO).

Los servicios fueron planificados por los profesionales de esa repartición con la intención de potenciar las cualidades productivas de los futuros planteles de la cabaña provincial para aumentar el peso del vellón y potenciar la finura.

El acontecimiento fue considerado como “un hecho histórico” por los técnicos, dado que hasta ahora no existían registros de animales de pedigree en esta raza en nuestro país, por lo que el presidente de CORFO Chubut, Jorge Pitiot, remarcó la importancia del suceso.

“Es producto del trabajo, esfuerzo y compromiso demostrado por todos los que intervienen en el Programa Mohair implementado por el gobierno provincial y que se viene concretando exitosamente en beneficio de numerosas familias rurales que dependen de la producción caprina”, dijo el funcionario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responde correctamente para comprobar que eres una persona: *