MUEREN DOSCIENTAS CABRAS POR UNA ENFERMEDAD PARASITARI

Se trata de un parásito que los animales ingieren al comer pasto; Autoridades estiman la presencia de casos en Calingasta e Iglesia; Ataca al ganado doméstico y también puede transmitirse a los humanos; Dicen que es controlable.

Mal momento para el sector caprino y todo a raíz de una enfermedad parasitaria llamada Fasciola Hepática; Doscientas cabras de 25 Mayo -del Puesto de Godoy específicamente- ya murieron por esta causa y las autoridades estiman que pueden haber casos no denunciados en Iglesia y Calingasta.
La denuncia de la enfermedad llegó a la Dirección de Asuntos Agropecuarios de la Provincia el viernes de la semana pasada, luego de que los veterinarios del Programa Social Agropecuario -PSA- que operan en la zona acercarán el caso al municipio.
Cristian Ruarte -que trabaja con la Asociación Civil Puesteros de 25 de Mayo a través de los grupos productivos- reveló que de momento la entidad sólo maneja la información que recibieron de los medios; No obstante, esperan obtener mayores detalles a lo largo del día de hoy y así tomar medidas al respecto.

Las especificaciones sobre el tema llegaron por el lado de Renzo Caputo, Director de Asuntos Agropecuarios de la Provincia; Según explicó el funcionario, las zonas de vegas y humedales de la precordillera, así como también las orillas de los ríos, conforman un entorno propicio para el desarrollo y propagación de esta enfermedad y más cuando es allí donde comúnmente llevan a los animales a pastar.

De acuerdo a Caputo, la enfermedad la propaga un caracol que hospeda al parásito durante las épocas de frío y que habitualmente habita en lugares de barro húmedo, de aguas poco profundas y no estancadas; En un momento de su desarrollo el parásito libera sus larvas, las cuales se enquistan en el pasto y así es como los animales se infectan de “corocho”, nombre con el que se conoce a la Fasciola Hepática en el campo.
Cuando el ganado -hospedero definitivo- ingiere el pasto, el parásito se instala en el hígado el cual se inflama y presiona los pulmones ocasionando problemas respiratorios que es uno de los síntomas característicos de la enfermedad.
Desde Asuntos Agropecuarios especificaron que los rumiantes domésticos como cabras, ovejas y ganado bovino son los más propensos al “corocho”, aunque también puede atacar al ser humano por su gran capacidad de parasitar a distintas especies; “Este es el caso de las personas que consumen berros de los ríos y no lavan bien sus hojas”, destacó Caputo, quien además explicó que son casos poco comunes pero cuando suceden, los síntomas son similares a los de la cirrosis.
Esto es a causa de las lesiones e inflamación que la fasciola produce en los tejidos del hígado al multiplicarse.
Con motivo de la aparición de esta parasitosis desde los entes oficiales harán relevamientos en distintos puntos de la provincia con el propósito de detectar más animales enfermos.
El Zonda

Contacto Rural – La Rioja,Argentina 11/03/2006

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responde correctamente para comprobar que eres una persona: *