Miceli cree que sólo se puede comer lomo en las fiestas

La ministra de Economía señaló que una de las opciones más caras de los cortes vacunos debe reservarse para ciertas ocasiones. Dijo que en dos meses se normalizará el abastecimiento de lácteos
Felisa Miceli señaló este jueves que el Gobierno busca que los cortes populares sean aquellos que no presenten subas significativas en sus precios y señaló que el consumo de los más caros, como el lomo, debería estar reservado para determinadas circunstancias.

“Felisa Miceli con empresarios PyMEsEl lomo hay que reservarlo para festejos especiales”, comentó la ministra de Economía al presentarse en el seminario sobre Consolidación del Crecimiento y Planificación Estratégica de la Argentina, según consignó el diario Ámbito Financiero.

Al mismo tiempo, Miceli se mostró muy conforme por el acuerdo alcanzado con los ruralistas al que calificó como “muy satisfactorio” y adelantó que “no aumentarán los precios de los cortes populares”.

“Si alguien quiere, por ejemplo, comer un bife de lomo, que es más caro, que lo haga si tiene la posibilidad de hacerlo. Pero nuestra obligación es mantener los precios de los cortes populares, que son los que más se consumen”, puntualizó la ministra sobre el valor de la carne según el nivel socioeconómico de cada sector.

Escasez de lácteos

Las inundaciones han generado una situación histórica: el jamón crudo está más caro que el queso cremoso.

Es que la producción de lácteos se vio seriamente afectada por las intensas lluvias, fundamentalmente en la provincia de Santa Fe. De ahí, que la suba de precios en los quesos se observe en todas sus variedades.

Un cronista de Radio 10 consultó a un encargado de un mercado ubicado en Avenida de los Constituyentes al 5000, quien dio un claro panorama.

“Los proveedores no entregan leche” dijo la entrevista. Y con respecto a la escalada de precios de los quesos confió que “hace un mes el kilo de Cremoso está $16, y hace un mes costaba tan solo $10”.

Lo mismo ocurre por ejemplo con el Roquefort, que en treinta días pasó de $15 a $23 el costo del kilo; incluso el queso Criollo se modificó de $1.5 a $2.10.

En tanto, el encargado remarcó que hay “quejas constantes” por parte de los consumidores que se encuentran con las góndolas vacías.

Es que por ejemplo, la leche en polvo se está destinando a la producción de otros productos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responde correctamente para comprobar que eres una persona: *