Mercado campesino, una alternativa de sobrevivencia

Comercializar de forma directa los productos cultivados en el campo es una nueva alternativa de las comunidades campesinas del municipio de Estelí, al reunirse todos los viernes en el parque central de esta ciudad norteña.Las familias campesinas de zonas pobres de ese municipio logran vender a bajos precios y obtener mayores ganancias, sin la participación de intermediarios, los que regatean costos y especulan con la venta de los artículos comestibles en los mercados y tiendas.

Decenas de pobladores de comunidades como La Montañita, Santa Cruz, Isidrillo, El Terrero y otras localidades bajan cargando en bestias los productos que son cultivados en sus pequeñas parcelas, como una alternativa de sobrevivencia en el campo.

Amanda Torres Lazo, originaria de la comunidad de Santa Cruz, del municipio de Estelí, destacó que llevan varios años realizando esa actividad comercial en las inmediaciones del parque central de la ciudad, donde instalan champas y algunos toldos.

Como una costumbre de todos los viernes, llegan las personas procedentes de los diversos barrios estelianos a realizar compras de frutas, verduras, legumbres, huevos, queso, crema y cuajada, además de las plantas ornamentales, medicinales y frutales.

UNA VARIEDAD DE PRODUCTOS

También es posible encontrar en el denominado Mercadito Verde la tradicional miel de jicote, el queso de cabra, las piezas artesanales elaboradas de cabuya, tuza y de piedra de mármol al igual que los granos básicos como maíz, frijoles y millón o sorgo.

Daniela Zelaya Carrasco, de la comunidad de la Montañita, dijo que esos productos tienen muy buena aceptación debido a que se venden a bajo precio, porque se comercializan directamente del campo a la ciudad.

Muchas de estas familias campesinas al finalizar con las ventas se dirigen a las tiendas más cercanas de la ciudad para comprar ropa, calzado, medicina y productos como arroz, café, azúcar, aceite, jabón, que son artículos de necesidad en sus hogares.

A veces participan otras comunidades como Condega, La Trinidad, San Nicolás y Limay. Pero este tipo de actividad comercial no es muy bien vista por vivanderas de los antiguos mercados Ernesto Blandón y Alfredo Lazo, de Estelí, que presionan al alcalde para que cierre las ventas campesinas.

William Aragón Rodríguez
Corresponsal/Estelí

La Prensa (Nicaragua) 5/5/2007

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responde correctamente para comprobar que eres una persona: *