Medidas sanitarias a consecuencia de la lengua azul en los Países Bajos

Boletín Exterior del MAPA

21. Septiembre ´07 – Tras el debate en el Parlamento neerlandés sobre la compensación financiera para las empresas damnificadas por el reciente brote de lengua azul, la Ministra de Agricultura, Verburg, manifestó su apoyo al desarrollo de un seguro frente a los posibles daños ocasionados por el virus de la lengua azul, aunque precisó que la iniciativa debe partir del propio sector afectado.

Según los datos aportados por la Autoridad de Alimentos y Mercancías (VWA) de los Países Bajos, la cantidad de contagios de lengua azul se ha duplicado en la última semana, pasando de los 1.129 a los 2.208 actuales. Sólo la provincia de Groninga, al NE del país, permanece libre de lengua azul, aunque todo el país se encuentra bajo la zona restringida de 20 km, desde el 22 de agosto. La enfermedad de la lengua azul está afectando este año más al ganado vacuno de lo que lo hizo en el pasado, según la LTO, la Organización Profesional de Agricultura y Horticultura.

Este año, hay más animales afectados por explotación y los síntomas son más virulentos. Aparte de las ovejas, actualmente, también las vacas están enfermando gravemente: rigidez, problemas en las pezuñas, menos leche…

Este incremento en el número de casos constatados llama la atención a la organización, ya que el año pasado, la enfermedad no afectó, o muy poco, a las vacas. Ahora, incluso algunos terneros nacen muertos. En este sentido, hay que indicar que la producción láctea ha caído entre un 10 y un 15 por ciento en las empresas afectadas por el brote de lengua azul en el país.

En el ganado caprino también se ha confirmado la existencia del virus tipo A-8, tras los test sanguíneos realizados por la VWA a unos 100 animales de una granja de ganado caprino de leche situada en la provincia de Brabante, al sur del país. En total fueron 10 los animales afectados. Los síntomas de esta enfermedad en las cabras se traducen en fiebres altas y reducción de la producción de leche.

Asimismo, siguiendo las pautas de la Comisión Europea, que no considera ya necesario que se comunique cada caso en las primeras 24 horas, pues un contagio dentro de una zona restringida a causa de la infección puede ser verificado clínicamente, la Autoridad de Alimentos y Mercancías ha comunicado que, a partir de esta semana, no será necesaria la constatación oficial de nuevos casos de lengua azul.

En este sentido, será suficiente con la constatación clínica, por parte del veterinario, tras el análisis de las muestras de las empresas afectadas. Esta simplificación, propuesta por el Ministerio, permitirá ahorrar recursos y agilizará el control sobre la enfermedad. Serán los veterinarios los que investigarán los casos sospechosos y sólo comunicarán a la autoridad competente los casos positivos de contagio.

Debido a la propagación del virus de la lengua azul, la Ministra ha pedido asesoramiento a la Organización para la Salud Animal sobre el tratamiento que ganaderos y veterinarios deben dar a los animales enfermos para limitar cuanto sea posible el daño y el sufrimiento de dichos animales.

A largo plazo la vacunación contra el virus de la lengua azul se presenta como una posibilidad real, en el caso de que el virus sobreviva de nuevo al invierno. El Ministerio de Agricultura está trabajando en el desarrollo de una vacuna para el tipo de lengua azul presente en el norte de Europa. La vacuna estará lista, como pronto, el año que viene. Por otra parte, el Ministerio también trabaja en una estrategia de vacunación común tanto con el sector como con los países de los alrededores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responde correctamente para comprobar que eres una persona: *