Luchar contra la brucelosis del ovino y cabruno

El DAAAR extremará las medidas para luchar contra la brucelosis del ovino y el cabruno. Así se ha expuesto en la Mesa Sectorial, celebrada en Lérida. El programa pretende erradicar la enfermedad para declarar Cataluña indemne de la enfermedad.
Lérida. 27/02/2007

Dolors Ortín

De esta forma, el Departamento de Agricultura, Alimentación y Acción Rural quiere evitar los problemas en la comercialización de estos animales, y de mejorar la productividad de las explotaciones. De hecho, los datos constatan una evolución positiva ya que el porcentaje de la enfermedad de esta patología por explotaciones ha caído del 27,22 por ciento el año 2002 al 9,53 por ciento el 2006.

Así, las prioridades de la fase actual del programa son la de actuar de forma interrumpida sobre los rebaños no indemnes, vacunar todas los animales, ordenar vaciados sanitarios y llevar a cabo una actuación sanitaria diferenciada por comarcas.

De aquí que la campaña 2007 contemple nuevas actuaciones como por ejemplo: actuaciones obligatorias en los nuevos rebaños positivos, a través de una encuesta epidemiológica, el saneamiento cada dos meses de los rebaños no libres; o actuaciones diferenciadas por comarcas, entre otras.

Esta enfermedad bacteriana infecciosa y contagiosa, que afecta los mamíferos domésticos, es de declaración obligatoria según la Oficina Internacional de Epizooties (OIE) y una zoonosis.

Por otro lado, el DAAAR ha puesto en marcha este año la aplicación del nuevo sistema de identificación electrónica del ganado ovino y cabruno, que se ha abordado en el transcurso de dicha Mesa Sectorial.

Los costes de aplicación de la identificación electrónica en los animales de reposición en Cataluña son asumidos por la Administración, en lo que se refiere al material de identificación como con respecto a la misma aplicación y a la gestión de los datos que se efectúa por parte de los veterinarios contratados para hacer el saneamiento. El ganadero, por su parte, asumirà el coste de la identificación de los corderos por sacrificio y la aportación de la mano de obra necesaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responde correctamente para comprobar que eres una persona: *