Los Vázquez, queseros por una deuda

 

Los Vázquez, queseros por una deuda

Vista de las instalaciones de la quesería, en Castilleja del Campo. ROCÍO RUZ

A finales de los años 60 Ángel Vázquez recibió como pago de una deuda un rebaño de cabras. Vázquez, que era panadero según explica su hija, María del Carmen (hoy en la gerencia de la empresa) decidió hacer queso «para darle salida a la leche». Primero intentó venderlos por la provincia de Huelva, «porque él comercializaba en la zona los picos que hacía con su suegro, con quien trabajaba». Pero no tuvo éxito. Así, se vino a Sevilla y aquí montó la primera fábrica de quesos de Andalucía». Y de ahí nació la que hoy es Quesos Vázquez.

Lo que en un primer momento se concretó sólo en la producción de queso fresco, hoy es una fábrica que produce también postres, empanadas y membrillos. Los Vázquez han ido diversificando su oferta para hacerse un hueco en el mercado desde aquella primera producción de leche que llegó por casualidad.

Líderes en Andalucía

Con su catálogo de productos lácteos, Los Vázquez se han hecho «con el 70% del mercado andaluz» y con la misma proporción del extremeño, «donde nadie se nos acerca», explican desde la compañía. Para llegar de forma tan rotunda a estas dos comunidades, la empresa cuenta con Disqueva, la firma de distribución que tiene más de 60 camiones para el reparto,

«De la fábrica salen todas las noches los camiones que llegan a las delegaciones que tenemos que cada ciudad, donde cargan las furgonetas de reparto. Así llegamos a nuestros 6.000 clientes al menos dos veces por semana».

El año pasado la empresa facturó más de siete millones de euros, de los que casi medio millón fueron beneficios. A esto hay que añadir los casi dos millones que factura la división de distribución. Ello supuso un aumento en las cuentas de casi un 5% con respecto al ejercicio anterior.

Desafío

Para este año, desde la dirección de Quesos Vázquez esperan incrementar las ventas un 10%. Todo un desafío a tenor de cómo está el sector. «Este año la leche ha subido más del 20%, razón por la que hemos tenido que subir nuestros precios un 6%, aunque no nos cubre el encarecimiento de la materia prima».

Las razones por las que Quesos Vázquez no se ha visto tan afectado por la subida de precios en los lácteos es, por un lado, por la diversificación de la producción y, por otro, por la constitución de una ganadería caprina.

«Primero empezamos a hacer queso fresco para dar salida a la leche de las cabras con las que le pagaron a mi padre. Luego, cuando tuvimos excedentes lácteos comenzamos a diversificar la producción hacia el queso curado. Más tarde, al aumentar el número de nuestros clientes nos vimos obligados a producir más para atender los compromisos adquiridos. También empezamos a hacer postres, para más adelante fabricar empanadas y membrillos». La diversificación aumentará en breve con la salida al mercado de nuevos postres con el chocolate como protagonista, porque «nos hacía falta este ingrediente en nuestro catálogo».

Para hacer frente a la producción, y para llegar al crecimiento del 10% que anuncian desde la gerencia, uno de los requisitos era mejorar las instalaciones. Para ello, el pasado mes de septiembre se trasladaron a la nueva fábrica. Esta planta supuso una inversión de 600.000 euros, que están «bien invertidos, porque esperamos quedarnos mucho tiempo. Además, con una fábrica más grande podremos crecer lo que el mercado nos pida».

Uno de los secretos del éxito empresarial radica, a juicio de la dirección, en una plantilla contenta, bien formada y con experiencia. Así, muchos del centenar de empleados vienen desarrollando una dilatada carrera en la empresa «como nuestro maestro quesero, que lleva con nosotros desde el primer día».

ABC Sevilla – Sevilla,Andalucía,Spain 02/2008

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responde correctamente para comprobar que eres una persona: *