Los problemas de sanidad animal empañan los buenos resultados de producción ganadera

Aunque el Ministerio de Agricultura destaca los buenos resultados, las organizaciones agrarias coinciden en que este balance positivo no ha repercutido en la renta de las explotaciones, debido a los problemas de sanidad animal que han marcado el año.

La directora general de Ganadería del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, Beatriz Garcés, Gaspar Anabitarte y Román Santalla, responsables de ganadería de COAG y UPA respectivamente, y también ASAJA, han realizado para AGROCOPE un balance de los resultados, problemas y perspectivas de futuro que se han desarrollado a lo largo de este ejercicio 2005, entre los que han destacado, por su importancia el Plan de Reestructuración del Sector Lácteo y el Plan de Fomento de las Exportaciones.

LA CABAÑA ESPAÑOLA A EXAMEN

La organización agraria ASAJA, la más crítica con el Gobierno, ha asegurado que este ha sido un año “pésimo” debido principalmente a la sequía, que ha aumentado sobremanera los gastos de los productores en pienso y pastos, y la Lengua Azul, pero sobre cada uno de los sectores tanto las OPAS como la Administración tienen su particular punto de vista.

Entrando en materia, el sector avícola español ha sufrido este año la alarma social que se ha creado a raíz de la llegada a las puertas de Europa de la gripe aviar, que se saldó con una pequeña disminución del consumo de productos aviarios en España que se recuperó con normalidad a lo largo del mes de noviembre. La directora de Ganadería coincide con las OPAS en que, a pesar de la alarma injustificada, el sector respondió con tranquilidad y apoyando en todo momento las precauciones que se indicaban tanto desde Europa como desde el Ministerio de Agricultura.

Sin abandonar los problemas de la cabaña española, la Lengua Azul ha reaparecido este año en España y actualmente mantiene su presencia en cuatro comunidades autónomas: Extremadura, Castilla-La Mancha, Castilla y León y la zona sur de Madrid. Los esfuerzos del MAPA se han centrado especialmente en desarrollar un sistema de vacunas eficaz para el ovino, el bovino y el vacuno, y ya se ha resuelto inmunizar a toda la cabaña de las zonas de riesgo en que existe el vector que transmite la enfermedad, además de firmar un acuerdo de colaboración con Marruecos.

Uno de los sectores más perjudicados por esta enfermedad ha sido el de carne de vacuno. Román Santalla, responsable de ganadería de UPA, ha lamentado los problemas que ha sufrido esta cabaña al tener que inmovilizar a sus animales, ya que al no poder acceder a infraestructuras de cebo adecuadas ha acusado cuantiosas pérdidas. La vertiente positiva viene dada de manos de las exportaciones, que se han visto beneficiadas por la desaparición de la sombra de la enfermedad de las “vacas locas” con la elevación de la edad en que hay que retirar la columna vertebral de las reses, de los 12 meses a los 24, hecho que se traduce en una reducción de gastos de retirada de mercancía para el sector, que en su día fue motivo de una gran controversia.

Sin abandonar el sector vacuno hacemos referencia a uno de los protagonistas en materia ganadera este 2005, el Plan de Reestructuración del sector lácteo, que ha redistribuido 330.000 toneladas de cuota, a un asequible precio medio que oscila entre los 0,5 y 0,14 euros por kilogramo. Hay que tener en cuenta que la cuota de la que dispone España es muy inferior al nivel de consumo interno que tenemos, a razón de 6 millones de toneladas a repartir entre las explotaciones frente a los 9 millones de toneladas que se demandan cada año. Esto provocaba que el precio de la cuota tendiera al alza y la especulación acababa suponiendo el endeudamiento de las explotaciones. Beatriz Garcés no duda en admitir que “gracias a la intervención del Gobierno, los ganaderos pueden acceder a la compra de cuota de manera más asequible”. ASAJA, sin embargo, no se ha mostrado de acuerdo con esta medida argumentando que la intervención va en contra del libre mercado y perjudica a los ganaderos que habían adquirido cuota y habían pagado por ella, porque pierden capital”.

COAG y UPA, a pesar de que se han mostrado de acuerdo con la intervención, han recordado que los resultados no han sido tan buenos como esperaban. Desde COAG han criticado la especulación que se desató los primeros días de apertura del mercado, mientras UPA lamenta la escasa redistribución de la cuota, que tiende a concentrarse en Galicia y Castilla y León, en detrimento de las posibilidades de Andalucía, Asturias y Cataluña.

Por otra parte, el apícola ha sido otro de los sectores afectados por las enfermedades animales, a causa del conocido como Síndrome de Despoblamiento de la Colmena, que ha provocado cuantiosas pérdidas en el sector. Por el momento las investigaciones aún no han dado sus frutos y, a pesar de que se sigue estudiando el virus exótico que podría ser responsable, no se han podido concretar el conjunto de factores que hace que las abejas abandonen las colmenas.

LA CARA AMABLE DE 2005

Pero no todo han sido malas noticias para la ganadería española. El sector porcino ha registrado unos resultados muy favorables en cuanto a la exportación a la Unión Europea y a terceros mercados. El aumento de los precios es un dato significativo de la buena salud del sector, y además este año el Plan de Aujeszky ha dado la posibilidad de identificar las zonas libres de enfermedad para que no condicione la comercialización de los animales a mercados internacionales. Sin embargo, ASAJA, que no se ha mostrado de acuerdo con estos datos, ha afirmado que las cotizaciones registradas continúan siendo muy bajas y critica que el MAPA y las comunidades “no se están tomando en serio las actuaciones para eliminar la enfermedad de Aujeszky”.

En cuanto a las actividades que ocupan a gran parte del sector destaca la exportación de productos ganaderos, que, como ya hemos mencionado, se ha visto beneficiada por el Plan de Fomento del MAPA, y que ha obtenido un balance muy positivo tras la apertura de mercado como China, México y Rusia, donde se ha avanzado en perfilar los modelos de certificado. “Un dato halagüeño es que el 75 por ciento de la carne de vacuno que exporta España se dirige al mercado ruso, lo que demuestra que cada vez se abren más mercados”, nos ha comentado Beatriz Garcés. Las COAG y UPA, por su parte, reconocen los excelentes resultados de las exportaciones pero insisten en que debe seguir mejorándose en seguridad alimentaria y sanidad.

Y en relación con las exportaciones y la apertura de nuevos mercados destaca el desarrollo de una correcta trazabilidad de los productos, cuya implantación no deja de levantar ampollas. Una de las polémicas que ha acompañado a la adaptación de este sistema ha sido la identificación electrónica en el ovino y el caprino, que ha provocado las quejas en el sector ganadero debido al coste del procedimiento, como ya denunció ASAJA en su día, aduciendo que los productores no podían soportar este gasto unido a las pérdidas por la enfermedad y la sequía.

UNA APUESTA DE FUTURO

De cara al próximo año, el Ministerio de Agricultura está preparando una serie de propuestas que incluyen avanzar en materia de seguridad alimentaria a través del control de los operadores y la trazabilidad en los subproductos de origen animal, así como la realización de un plan de investigación sobre la salmonelosis en gallinas ponedoras y reproductores, para controlar la prevalencia en gallinas y en broilers. Una nueva normativa sobre bienestar animal que pretende homogeneizar la aplicación de bienestar de las distintas comunidades autónomas es otro de los planes futuros de los responsables de ganadería para 2006.

El nuevo Plan de Reestructuración para 2006, que en breve se debatirá con las comunidades autónomas para mantener la gestión pública de la cuota incluirá una proposición para que la cuota que se abandona en una comunidad se reparta en esa misma comunidad, para que no se den las pérdidas que ha habido este año y no se produzca la concentración que han denunciado las OPAS. “Galicia y Castilla y León están concentrando el mercado, restando oportunidades a otras comunidades”, ha criticado Santalla de UPA.

Finalmente, la directora de Ganadería ha esbozado los retos que el sector ganadero debería plantearse a raíz de las reformas que la PAC ha sufrido en los últimos tiempos, y que han creado un panorama en que la competitividad es la clave de la viabilidad de las explotaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responde correctamente para comprobar que eres una persona: *