Los presupuestos de Ganadería de 2007 incidirán en la industria agroalimentaria, sector que puede despuntar en Cantabria

El Anuario de Estadística Agraria y Pesquera 2005 constata en ganadería un descenso del sector lácteo y un aumento del cárnico

Los presupuestos de la Consejería de Ganadería, Agricultura y Pesca para el año 2007 volverán a poner de manifiesto su apoyo al impulso y desarrollo de las industrias agroalimentarias y también de las conserveras, un sector que el que “sin duda”, Cantabria puede despuntar en los próximos años y en el que aún quedan “muchas líneas” de actuación por explorar.Mientras este ámbito tiene ante sí posibilidades claras de crecimiento, en otros campos del sector primario no se puede decir lo mismo y se constata un progresivo abandono de las zonas más deprimidas del mundo rural. No obstante, esto no es más que el reflejo de lo que sucede en el conjunto nacional y también en la Unión Europa.

Estas son algunas de las conclusiones que el consejero de Ganadería, Jesús Oria, extrae del ‘Anuario de Estadística Agraria y Pesquera de Cantabria 2005’, presentado hoy, y del que se han editado 1.200 ejemplares que se distribuirán entre todos los centros docentes de la región, diversos departamentos de la Universidad de Cantabria y otras universidades españolas, el Ministerio de Agricultura y Pesca, consejerías de otras comunidades relacionadas con estos sectores y el Parlamento cántabro. El consejero señaló que la industria agroalimentaria es “sin duda” uno de los sectores que puede despuntar en la región. Según recordó, en los últimos años se ha potenciado este sector y se va a seguir en esa línea porque “quedan muchas líneas por agotarse”.

Por ello, los presupuestos de 2007 “nuevamente ponen de manifiesto el apoyo” a estas industrias para impulsar la creación de nuevas o la consolidación de las ya existentes que, en el caso de las conserveras, se encuentran al “nivel más puntero de España y de Europa”. Pero también se apoyará la implantación de industrias de carácter artesanal en zonas deprimidas, áreas en las que pueden obtener buenos resultados por el creciente turismo que visita esas zonas.

Por lo que respecta a los datos de la ganadería en 2005, Oria resaltó el aumento del número de animales de razas destinadas a la producción cárnica, mientras se observa al tiempo un abandono de la producción láctea. Las que desaparecen son las pequeñas explotaciones y la cuota láctea que ellas abandonan es recogida por las grandes, un panorama que, según el consejero, se repite también en España y Europa.

En cuanto a la pesca, aunque aumentó el volumen desembarcado, los precios bajaron. En el caso de la anchoa se refleja la crisis del pasado año, que también volverá a verse cuando se conozcan los datos relativos a 2006. Por su lado, en el sector forestal, el consejero aludió al aumento significativo del número de incendios y de la superficie quemada y deseó que este año se cierre con mejores resultados, para lo cual habrá que esperar a ver lo que sucede durante el otoño y el invierno. Según dijo, desde la Consejería se están poniendo los medios “tanto personales, como materiales” y se están realizando “esfuerzos” para contar con “el mayor número” posible de efectivos.

AGRICULTURA Y GANADERÍA
Entre los datos que se plasman en el anuario destaca el descenso del número de afiliados a la Seguridad Social, tanto en el régimen agrario, como en el del mar. Sin embargo, el número de activos y ocupados en el sector primario aumenta y disminuye la tasa de paro. En el área ganadera, el censo de ganado vacuno cae un 7,67% y un 6,78% el número de explotaciones. Por razas, aumentan sus censos algunas como la asturiana o la limousina, vinculadas a la producción de carne. Al contrario que en el ganado vacuno, los censos de animales crecen en el ovino (+16,44%) y el caprino (+22,44%).

En lo que respecta al sacrificio de ganado, aumentó en el ganado ovino y porcino, pero cayó en el bovino, caprino y equino. Por su parte, las ventas de ganado al extranjero y otras regiones españolas crecieron en 2005, pero no así dentro de la propia comunidad autónoma.

En cuanto a la producción láctea, disminuyó un 3,15% la cuota y un 13,39% el número de explotaciones. No obstante, la cuota media por explotación subió un 11,82%, lo cual, a juicio del consejero, significa que las grandes explotaciones recogen la cuota que abandonan las que desaparecen. También bajó el pasado año, en un 3,23%, el precio medio del litro de leche. Mientras tanto, las industrias agroalimentarias aumentaron en todos los grupos. El censo de las de carácter hortofrutícola se elevó un 5,55%, el de industrias alimentarias un 19,05% y el de las industrias pesqueras un 0,93%.

SECTORES PESQUERO Y FORESTAL
En el sector pesquero el 2005 se cerró con un incremento del 35,68% del volumen de pesca desembarcada en los puertos de la región, aunque disminuyó el valor de los desembarcos. Las especies cuyas capturas crecieron el pasado año fueron el verdel, bonito, chicharro, relanzón y rape. Por el contrario, bajaron las capturas de sardina, merluza, anchoa y caballa.

En cuanto al sector forestal, “de enorme importancia para la región” y que se pretende seguir “impulsando” en adelante, lo más significativo en 2005 fue el incremento de casi el 160% en el número de incendios registrados y de más del 186% en la superficie arrasada. En lo que se refiere a la caza y la pesca, aumentó el número de permisos y licencias concedidas.

ANUARIO “COMPLETO Y RIGUROSO”
Todos estos datos y otros muchos sobre el sector primario cántabro en el año 2005 se desglosan en los seis apartados que conforman el Anuario de Estadística Agraria y Pesquera, un instrumento que, según el consejero, sirve para tener un “conocimiento completo y riguroso” y poder hacer un “seguimiento y análisis” del sector primario.

Pensando precisamente en esa utilidad como herramienta de consulta para distintos agentes implicados en el sector, este año se ha mejorado la edición del anuario, a la que se ha destinado una inversión de 12.000 euros. Además, de los 1.200 ejemplares editados, 120 se acompañan de un CD y también se podrá consultar la publicación en la página web del Gobierno de Cantabria.

De cara al futuro del anuario, que ya ha llegado a su quinta edición, Oria abogó por crear canales de comunicación que potencien la labor de elaboración de las estadísticas, mejorando tanto los cauces internos de obtención de datos desde la propia Consejería, como las vías externas para recabar información de otros organismos, como el Ministerio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responde correctamente para comprobar que eres una persona: *