Los Caserinos, en el mercado hebreo

Una ganadería de Villaviciosa vende su primera producción de quesos a una comunidad judía de Francia

Colunga, C. JIMÉNEZ

La ganadería Los Caserinos de Villaviciosa, recién estrenada en la producción agroalimentaria, acaba de dar el salto a los mercados hebreos. La empresa que dirigen los hermanos Alberto, Ángel, Rubén y Fernando Amandi ha vendido su primera remesa de quesos frescos de cabra a una comunidad judía de Francia. El negocio no ha podido empezar mejor.

Con 110 cabezas de ganado vacuno y otras 200 de ganado caprino, Los Caserinos optaron por diversificar su actividad y se lanzaron a la aventura de la elaboración de derivados lácteos. El respaldo del programa de desarrollo rural «Proder II», que apoyó en un 45 por ciento su inversión en los equipamientos necesarios para la producción, fue fundamental.

Hace apenas unas semanas que se han iniciado en la producción y el pasado fin de semana debutaron en los mercados a pie de calle al participar en la Feria Agroalimentaria de la Comarca de la Sidra que se celebró en Colunga. Los quesos fueron desapareciendo del mostrador con rapidez. El fresco de cabra triunfó. La pieza, de unos 400 gramos, se vendía a cuatro euros.

Los miembros de la familia de Los Caserinos orientaban al personal sobre sus productos: «Es cien por cien natural, nada de conservantes ni de colorantes». El de vaca, con la marca «El Uno de Los Caserinos», también tuvo muy buena acogida, igual que el de mezcla de cabra y vaca. Los semicurados se venden en cajas de 350 gramos o en piezas de 800 gramos, a 5 y 10 euros, respectivamente.

Su producción lechera es de 1.000 litros diarios, en el caso del ganado vacuno, y entre 400 y 500 litros diarios para las cabras. Su fábrica artesanal y las instalaciones ganaderas se sitúan en el barrio de Maoxu, en la parroquia de Grases.

Actualmente están iniciando la distribución de sus productos por tiendas de la comarca. En Villaviciosa, Cabranes y Nava ya se pueden adquirir sus quesos. El acuerdo con la comunidad judía llegó tras los contactos con una quesería de Andalucía, donde tomaron el modelo de producción y también algunas referencias para la exportación. La familia está feliz por tan exitoso inicio.

Los Caserinos, una de las más prestigiosas ganaderías de vacuno en Asturias, se han convertido en todo un ejemplo de diversificación en el medio rural. Su cabaña ha gozado siempre del máximo reconocimiento y ahora quieren innovar desde el campo que les ocupa.

Los hermanos Amandi aseguran «estar abiertos a todo». La distribución inicial la desarrollarán ellos mismos, aunque no descartan apoyarse en empresas comercializadoras de productos asturianos de cara al mercado exterior. Su próximo objetivo es ir ampliando progresivamente su presencia en Asturias. En proyecto también está la elaboración de otros postres lácteos como el yogur con la marca de la casa. Será en verano. Quizá con una referencia tan internacional como la de los quesos.


La Nueva España – 30 Abr 2007

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responde correctamente para comprobar que eres una persona: *