LOGRÓ ABRIRSE CAMINO EN EL MERCADO DE LÁCTEOS

Habiendo nacido en un difícil contexto para el sector lácteo, esta Nutrísima logró superar los obstáculos e insertarse en un mercado sumamente competitivo – Hoy continúa aumentando su capacidad de recibo de leche y ampliando su oferta de productos Los yogures de frutilla, vainilla y durazno forman parte de la oferta de productos En el año 2001 una ley permitió que la leche llegara directamente desde el tambo a las ciudades, sin ningún tipo de proceso de pasteurización, para saldar de alguna manera los problemas sociales que afectaban a gran parte de la población del país.

En ese contexto, tan difícil para el sector lácteo, nació una pequeña empresa del rubro, que aunque pareciera difícil preverlo en aquel momento, hoy todavía está presente en el medio y continúa desarrollándose.

Horacio Premoli es socio gerente de Nutrísima, esta empresa ubicada en la localidad de María Grande que comenzó con la elaboración de leche fluida entera y descremada en sachets, y que hoy va sumando más productos y puntos de distribución. “En Entre Ríos estábamos en plena época de los federales, y con un sector lácteo que estaba al límite de no poder sobrevivir con un precio que no superaba los 23 centavos por litro de leche”, recuerda Horacio, haciendo alusión al momento en que decidieron dar inicio al emprendimiento.

En el momento de la caída de la convertibilidad la recuperación de los diferentes sectores de la producción fue instantánea, la agricultura se vio favorecida por el nuevo cambio a través de los precios internacionales, la hacienda fue recuperándose, pero el sector lácteo tardó más de seis meses en ver señales positivas: un tiempo que en ese contexto resultaba definitorio en relación a las posibilidades de mantener las explotaciones. “La industria también, porque cuando la explotación primaria está complicada, la industria seguro que también está complicada, no es la industria la que se queda con la diferencia en ese caso”, afirma Premoli.

Pérdida de propiedades

Como una medida ante la crisis, se había permitido a los productores tamberos llevar la leche sin ningún tipo de proceso directamente a los hogares, lo cual repercutía en la pérdida de propiedades del producto y favorecía que no pudiera ser utilizado como se hacía habitualmente. Premoli recuerda: “supongo que mucha gente que compraba esa leche tenía el problema que cuando la hervía, la leche se cortaba, porque ni siquiera se controlaba eso, de modo que no podía hacerse el proceso más casero que es hervir la leche para eliminar todas las bacterias patógenas”.

Si bien no se corría riesgo de contagio de ninguna enfermedad, se afectaba por sobremanera la calidad del producto ya que las proteínas de la leche, dejaban de ser proteínas al cambiar la composición. A su vez se afectaba la digestibilidad, proceso que se garantiza a través de la pasteurización.

Productos

Nutrísima comenzó con la producción de leche fluida y yogures, y luego fue agregando productos a su oferta, a la cual hoy se suman los quesos cremoso y de barra. Al respecto, Premoli comenta “desde el principio hacíamos distribución en María Grande, y después fuimos llegando a Viale, Crespo y finalmente a Paraná”. En esta ciudad lograron insertarse en un competitivo mercado de lácteos, y hacer un depósito con frío para poder brindar el servicio de venta.

Los yogures, mientras tanto, se ofrecen en sus sabores: frutilla, vainilla y durazno. Y el dulce de leche, que ya va por su tercer año de producción, se ofrece en potes de 10 kilos y de un kilo tanto el repostero como el familiar.
El de los quesos resulta uno de los mercados más competitivos y esta será la primera temporada de primavera – verano en la que estará en el mercado. “Hoy estamos elaborando unos 6.500 litros diarios de leche, triplicamos el recibo de leche en los últimos meses, y creemos que va a aumentar porque en esta temporada aumenta la producción en los tambos. El queso es realmente el que nos va a permitir manejar ese volumen, porque si bien los otros productos tienen buena venta no requieren por sí solos tanto volumen de leche”.

Incertidumbres

El mercado lácteo viene complicándose a partir de los altos costos que tienen las exportaciones y la cantidad de leche que está quedando en el mercado nacional.

Esto está ayudando a que los precios internos bajen, lo cual preocupa al sector que se enfrenta al inicio de la primavera, cuando los volúmenes de producción de leche suelen aumentar. “Esta es una época donde va a tender a haber una baja en los productos, pero el problema sería que eso llevara a una baja en la producción primaria.

Ineludiblemente va a haber una baja, porque el que produce no está teniendo una buena rentabilidad como para seguir apostando a la producción de leche”, explica Premoli. De darse una situación como ésta se complicaría mucho el mercado lácteo, cuyos productos están considerados como de primera necesidad.

Si bien los precios actuales no son malos, el trabajo diario en los establecimientos lácteos es sumamente arduo, y al comparar los márgenes de rentabilidad de una producción como ésta, con la producción de soja, sin duda se va a preferir producir la oleaginosa.

“El trabajo en los tambos es complicado, es todos los días, sin feriados ni fines de semana, por eso la gente va dejando la producción láctea, y después tenemos problemas como los que hemos tenido, hasta hace poco conseguir un queso implicaba una tarea de inteligencia”, reflexiona el responsable de esta pequeña empresa, y agrega “la realidad es que estamos teniendo cada vez menos leche y no tenemos una política donde sepamos qué vamos a hacer.

¿Vamos a seguir con épocas en la que somos exportadores fuertes de leche y otras épocas donde hasta tenemos la necesidad de importar”.

Mientras se define el panorama para el sector, las expectativas de esta pequeña empresa pasan por consolidar su volumen de producción y continuar incorporando productos a su oferta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responde correctamente para comprobar que eres una persona: *