Las remesas ayudan a América Latina… Vitales para el desarrollo de la región

WASHINGTON – Los gobiernos de América Latina y el Caribe deben adoptar mayores medidas para potenciar el desarrollo a través de las remesas que, aunque no alivian la pobreza, tienen un impacto innegable en la región, según un análisis divulgado esta semana.

Un llamado a medidas inmediatas

El informe, realizado por el Diálogo Interamericano y el Instituto para el Estudio de la Migración Internacional, de la Universidad de Georgetown, detalla el impacto de las remesas y otras actividades “transnacionales” de los latinos, y, por primera vez, el uso que hacen del dinero los receptores en esos países.

“La meta es crear autosuficiencia a través de las remesas, porque éstas pueden contribuir a mejorar el acceso al crédito, el ahorro y las inversiones”, dijo Manuel Orozco, analista del Diálogo Interamericano y principal investigador del estudio.
El análisis, de 84 páginas, enfatiza que, además del envío de remesas, los inmigrantes también participan en el turismo, transporte, telecomunicaciones -mediante las llamadas telefónicas- y “comercio nostálgico” que, juntos, promueven el desarrollo económico regional.

El impacto de esas actividades “transnacionales” no es nada desdeñable, si se toma en cuenta lo que consumen los latinos cuando viajan a sus países y lo que compran para llevar de regreso a Estados Unidos.

Por ejemplo, los salvadoreños compran grandes cantidades de queso de producción nacional, o hasta el 10 por ciento de las exportaciones del país.

Los seis productos más codiciados son el ron, los cigarrillos, tamales, pan, té y queso, según el informe, que se apoya en datos obtenidos entre los latinos en Estados Unidos procedentes de 12 países y los que residen en ocho países de la región.

Los dominicanos radicados en Estados Unidos conforman el 20 por ciento del turismo en ese país caribeño, una industria que genera unos 3 mil millones de dólares anuales.

Mientras, el “comercio nostálgico” se manifiesta tanto en las largas colas de los salvadoreños que viajan por la aerolínea TACA, cargados de regalos, y los que regresan a Estados Unidos, cargados de tamales y “pollo campero”, citó Orozco para ilustrar la integración económica entre los latinos de Estados Unidos y el resto de los países.

Univisión – USA 9/12/2005

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responde correctamente para comprobar que eres una persona: *