Las explotaciones ganaderas en Oviedo siguen la tendencia a la baja

Más de 300 ganaderías existentes en el concejo ovetense cesaron su actividad en seis años. La cabaña bovina es donde más se detecta la pérdida de peso económico del sector primario.

El sector primario parece condenado a la desaparición. Según los últimos datos de la Sociedad Asturiana de Estudios Económicos e Industriales (Sadei) sobre la actividad ganadera en el concejo de Oviedo, las explotaciones habían descendido a finales del 2004 un 20,28 por ciento con respecto a 1998, pasando el número de 1.499 a 1.195.

Por cabañas, las explotaciones que han sufrido una mayor pérdida son las dedicadas a la ganadería bovina. Entre 1998 y el 2004 el número de aprovechamientos de este tipo se han reducido en un 23,75 por ciento, lo que sitúa a Oviedo en el puesto 20 empezando por los municipios asturianos (un total de 78) que más explotaciones bovinas han perdido. Mientras que hace siete años había en el concejo 1.103 explotaciones, hace uno éstas eran 841. Por su parte, Gijón –donde se pasó de tener 1.155 aprovechamientos a 915– y Avilés –en 1998 tenía 122 y en 2004,90– perdieron un 20,78 y un 26,23 por ciento respectivamente.

Esta tendencia a la baja se nota en toda Asturias –la media en la región es de 20 puntos negativos–, siendo Lena donde menos se ha dado este fenómeno (menos el 6,55 por ciento) y Muros del Nalón donde más se ha dejado sentir la pérdida de actividad ganadera (entre 1998 y el 2004 se perdieron el 38.24 por ciento de las explotaciones bovinas).

La pérdida de aprovechamientos bovinos en Oviedo es directamente proporcional a la disminución del número de reses. Atendiendo a los datos, un total de 1.552 cabezas de ganado se han perdido en los últimos siete años.

 

MAS RESES Sin embargo, estos datos negativos contrastan con los del número de cabezas de ganado que existen en Oviedo por explotación. Atendiendo al informe del Sadei, entre 1998 y el 2004 la variación apunta a un incremento del 0,82 por ciento, una décima por encima de Avilés y cinco más que Gijón. Mientras que hace siete años cada explotación contaba con 8,66 cabezas bovinas de media, hace uno la cifra se situaba en 9,48 reses.

También arroja datos positivos el ganado caprino, pues la variación en este caso hay que tomarla en positivo. En 2004 había un 17,77 por ciento más de explotaciones con ganado caprino (de 45 se pasó a 53) y 67 cabezas más que seis años antes (si en 1998 eran 434, en 2004 pasaron a ser 501). Contrariamente, Gijón vio como en ese mismo periodo de tiempo perdía 10 granjas –pasó de 33 a 23– y Avilés dos, justamente el mismo número de explotaciones caprinas que le quedan actualmente.

Por su parte, los aprovechamientos con ganado ovino, si bien no han llegado al extremo de lo que ocurría con las bovinas, también han dejado sentir la pérdida de actividad del sector primario. En el 2004 había en Oviedo 301 explotaciones dedicadas a estas cabañas, 50 menos que seis años antes. Esto supone la disminución en un 1,42 por ciento. Y, si se habla de cabezas, la cifra aumenta hasta los casi 18 puntos negativos.

Por contra, tanto Gijón como Avilés vieron cómo aumentaba el número de explotaciones con ganado ovino. Mientras que en la villa de Jovellanos se registraron 17 nuevas granjas, en Avilés fueron cinco.

La Voz de Asturias – Asturias,Spain 7/1/06

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responde correctamente para comprobar que eres una persona: *