La UE y Suiza liberalizan el mercado del queso

El mercado del queso entre Suiza y la Unión Europea (UE) quedará totalmente liberalizado a partir del próximo 1 de junio. Ello permitirá a los productores comunitarios competir sin restricciones en uno de los subsectores que los suizos han mantenido más protegidos. El 80% del queso vendido el año pasado en ese país europeo fue de fabricación nacional.
Aunque de tamaño relativamente pequeño (Suiza tiene 7,5 millones de habitantes), el mercado helvético resulta interesante para los fabricantes y exportadores de queso por el nivel de consumo interno de ese producto. El año pasado alcanzó un máximo histórico de 153.075 toneladas. Esta cifra supone un consumo medio de 20 kilos por habitante al año, según datos de la Organización de Queserías Suizas (KOS).
Los productores locales de leche han expresado, a través de la patronal sectorial, su confianza en que saldrán airosos del desafío que supondrá la competencia europea. No obstante, existe un temor generalizado por la presión a la baja que se registrará en el precio de la leche.
En la actualidad, los productores suizos perciben de media un tercio más de lo que se paga a los europeos por ese producto. El responsable de la Federación de Productores de Leche Suizos para la región francófona, Daniel Koller, explicó que la competencia se hará sentir sobre todo en los quesos frescos y de pasta blanda, como los mozarrellas. Es por ello que, a su entender, Suiza debería concentrarse en los de pasta semidura, dura y de leche cruda, donde está su mayor fortaleza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responde correctamente para comprobar que eres una persona: *