La UE aprueba el primer fármaco obtenido de una cabra transgénica

Las cabras dan leche y, desde hace una semana, anticoagulantes. Es el resultado de la aprobación por la Agencia Europea del Medicamento (EMEA) del primer fármaco obtenido a partir de la leche de una cabra transgénica. El producto, antitrombina-alfa, es un anticoagulante y ha sido autorizado para su uso en enfermos con deficiencia de antitrombina congénita antes de someterse a una operación quirúrgica o para combatir la trombosis venosa profunda.

La aprobación ha sido complicada. En enero, un comité de la agencia descartó el producto, pero el fabricante presento un recurso para que se reconsiderara la decisión. Al final, la agencia ha decidido que sus beneficios superan sus riesgos.

La idea de conseguir animales laboratorio por ingeniería genética es antigua, pero es la primera vez que uno de los productos así conseguidos recibe la autorización de la máxima autoridad farmacológica europea. Hasta ahora, los mayores éxitos en este campo se habían dado con microorganismos (bacterias modificadas para producir penicilina o insulina, por ejemplo).

La idea no es que se consuma la leche como medicamento, sino que de ella se extraiga y depure la antitrombina. Para conseguir esta producción, hay que introducir el gen (las instrucciones para la fabricación de una proteína) en un embrión de cabra, y esperar a que éste se manifieste en el animal adulto en el lugar adecuado, para que el producto llegue a la leche.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responde correctamente para comprobar que eres una persona: *