La producción de leche de cabra gana terreno con una nueva ganadería en Tineo

Tineo, el concejo que lidera la producción de leche de vaca en Asturias, también se abre a las nuevas posibilidades de negocio que plantea la leche de cabra, materia prima del queso de rulo de estilo francés, que se ha puesto muy de moda también en España. En el pueblo de Corniella, los hermanos José y Gonzalo Agüera regentan una ganadería con 475 ejemplares de cabra murciana, que pronto recibirán a otras 200 compañeras de raza alpina, procedentes de Poitiers, en Francia. El objetivo es llegar a los 1.000 ejemplares. De momento, los ganaderos no echan de menos a las vacas.

Tineo, M. J. IGLESIAS

La leche de cabra ha dado un paso más para consolidar su presencia en el occidente de Asturias. La iniciativa de José y Gonzalo Agüera, dos hermanos de Corniella, en el concejo de Tineo, refrenda el renacido interés que existe por la ganadería caprina, que ya cuenta con nueve explotaciones en Asturias, de ellas, seis en tierras occidentales.

La consejera de Medio Rural, Servanda García; el alcalde de Tineo, Marcelino Marcos, y el adjunto a la gerencia de la Comisión Regional del Banco de Tierras, Benigno Fernández Fano, visitaron ayer la nave de la ganadería Agüera, que alberga 475 animales, de los cuales 120 ya han parido y se están ordeñando.

El objetivo es llegar a los 1.000 ejemplares, para lo cual recibirán otras 200 cabras de raza Alpina, procedentes de la región de Poitiers, en Francia. Las actuales inquilinas, procedentes de Jumilla (Murcia) y La Jineta (Albacete), han tomado el relevo a las 24 vacas de leche que hasta hace poco eran reinas y señoras de la ganadería. Gonzalo Agüera decidió vender sus 130.000 kilos de cuota lechera y deshacerse de las vacas para traer cabras.
Su hermano José, que ejerce como veterinario en Tineo, también se ha sumado a una aventura en la que, por lo pronto, ya no existen cuotas lecheras. Precisamente la libertad para producir leche sin restricciones fue una de las cosas que animaron a los hermanos a pasarse a la ganadería caprina. Servanda García aseguró ayer que la leche de cabra es un producto «con muchas posibilidades de futuro en Asturias, no tiene cuota, sino que es de libre producción, y está bastante solicitada».

José Agüera indicó que España exporta leche a Francia, donde son deficitarios en producción. Añadió que la leche de cabra es muy aconsejable para personas mayores, ya que resulta muy digestiva. En España resulta difícil encontrar leche líquida, ya que la mayor parte de la producción se emplea para elaborar queso y el resto sale fuera. Medio Rural ha organizado varias visitas a Francia y a puntos de España como Murcia, donde ganaderos asturianos han podido conocer sobre el terreno el funcionamiento de las granjas de cabras.

Los hermanos Agüera formaron parte de alguna de esas expediciones, que acabaron de convencerles de la viabilidad de la ganadería caprina de leche en Tineo. «Algunos ganaderos hasta nos enseñaban los números y cuadraban», explican. Los costes de producción son menores que en la ganadería de vaca. Las cabras comen piensos y fibras como la alfalfa. Vegadeo, Tapia, los Oscos, Taramundi, Allande y ahora Corniella (Tineo) son algunos de los enclaves que ya cuentan con ganaderías de cabras de leche. La introducción de la especie es relativamente nueva en Asturias, donde hasta hace poco tan sólo se criaban cabras de monte. Servanda García hizo hincapié en el respaldo que este tipo de ganadería recibe de las industrias. «Los empresarios están interesados en recoger la leche de cabra; una buena prueba es Monteverde o Cooperativa Eo Leche».

Los hermanos tienen toda la producción de leche vendida y ven fácil la comercialización de los cabritos. A más largo plazo, no descartan el montaje de una quesería; dependerá de la rentabilidad de la leche.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responde correctamente para comprobar que eres una persona: *