Aumenta el interés por la producción caprina y ovina

En Panamá existen más de siete mil cabras y se procesan cerca de mil 800 litros de leche cruda al día.

Francia y Nueva Zelanda tienen la producción de leche y carne de cabra más sofisticada del mundo.

LA PRENSA

reproducción. Las cabras y las ovejas paren dos veces al año y pueden tener varias crías a la vez.931674

YENIFER BOLÍVAR
ybolivar@prensa.com

La cría de cabras y ovejas en Panamá se perfila como una alternativa real para los pequeños y medianos productores de ganado bovino, que están enfrentando altos costos de producción.

Y es que, según fuentes del sector, la actividad caprina y ovina requiere de un costo de producción menor y cuenta con un amplio mercado nacional e internacional, que no se ha explotado al 100% .

El último censo agrícola realizado a nivel nacional reveló que en el país existen alrededor de mil ovejas y siete mil cabras, pero según Ramón Riera, subdirector de ganadería del Ministerio de Desarrollo Agropecuario (Mida), hay que actualizar las cifras porque esta actividad ha experimentado un importante crecimiento.

El funcionario dijo que la alimentación y cuidado de las cabras y ovejas es menos costosa, aunque reconoció que se requiere de una inversión en plantaciones agroforestales y lugares especiales con poca humedad para mantener a esos animales.

Se estima que en Panamá se procesan cerca de mil 800 litros de leche cruda de cabra al día y que el 75% de esta producción se utiliza para yogur, 10% para leche pasteurizada y 15% para queso.

Una cabra puede producir hasta tres litros de leche al día.

La carne de cabra y oveja también es muy demandada, sobre todo por los panameños que han estado fuera del país en lugares como Asia e India, donde es más común consumir este tipo de alimentos, explicó Riera.

El titular de la cartera agrícola, Guillermo Salazar, informó que a través del programa de desarrollo rural que maneja la entidad, se han estado entregando cabras a familias de lugares apartados en las provincias de Herrera, Los Santos y Veraguas y en la comarca Ngöbe Buglé.

Con este programa, el Ejecutivo intenta aumentar el interés por el sector y disminuir los niveles de hambre y desnutrición en algunas poblaciones vulnerables.

Salazar reconoció, además, que la producción caprina y ovina está aumentando y se espera que en los próximos años se constituyan más asociaciones y cooperativas dedicadas a la producción de leche y queso. De hecho, ya se han elaborado programas de seguro para estos productores.

Una cabra criolla en las provincias de Herrera y Los Santos cuesta entre 60 y 80 dólares, dependiendo del tamaño, mientras que hay cabras genéticamente mejoradas que pueden venderse hasta en 400 dólares.

Las ovejas adultas, por su parte, se comercializan entre 80 y 100 dólares y las más pequeñas se pueden conseguir en 50 dólares. Estos animales paren dos veces al año y los sementales se venden hasta en mil 500 dólares.

Las ovejas son más resistentes a las enfermedades que las cabras y la importación de estos animales está permitida en Panamá, pero se debe cumplir con todos los requisitos zoosanitarios vigentes.

La Prensa (Panamá) – Panama 27/10/2007

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responde correctamente para comprobar que eres una persona: *