La fábrica de La Peral saca a la venta el primer queso azul de oveja español

Las primeras catas del nuevo producto se hicieron este verano; tras el éxito, se generalizará su venta

El primer queso azul de oveja de España se hace en La Peral, en el concejo de Illas. A comienzos de este verano la quesería de Esther Álvarez empezó a organizar pequeñas catas de su nuevo producto, el queso Peralzola, una de las tres marcas registradas de la fábrica de La Peral que fundara en 1923 Antonio León. «Es un queso buenísimo, de la familia del cabrales o del roquefort, aunque más suave. El empleo de leche de oveja le ha hecho ganar en pontencialidad, es decir, en gusto», explica el gastrónomo José Manuel Escorial, presidente de la Asociación de Catadores de Queso de España. Escorial anunció que presentará en Avilés el último producto de la fábrica de La Peral a finales del próximo mes de octubre.

Esther Álvarez, actual propietaria de la industria quesera illense, comentó que el Peralzola se dio a probar hace algunos meses en la Feria de la Ascensión de Oviedo y en la del Queso y el Vino de Avilés. A pesar de estas primeras catas «exitosas», según Álvarez, todavía no se ha generalizado su comercialización. «Producimos poco, unos 1.000 o 2.000 kilos al mes. Del queso de La Peral hacemos muchísimo más», comentó la empresaria.

José Manuel Escorial explicó el proceso de producción del queso Peralzola: «Es similar al que se lleva a cabo con el queso La Peral. Cuando se cuece el queso se lleva a la cueva, se agujerea para permitir el paso del hongo “Penicillium”, que es el que le otorga finalmente el gusto pútrido y fuerte tan característico que tanto agradecemos», comentó el gastrónomo. «Es igual que el queso de La Peral, pero la leche es de ovejaÉ y eso es lo novedoso», comentó el experto quesero.
¿Por qué presentar un nuevo producto gastronómico? Esther Álvarez se explicó con la mayor claridad posible: «No se había hecho nada de este tipo hasta ahora y vimos la oportunidad», comentó la empresaria alimenticia.
La comercialización del queso Peralzola es reducida, se oferta en unos pocos locales de hostelería. Fuera de restaurantes, comentó la empresaria, «sólo se puede encontrar en Oviedo y en Avilés», dijo Esther Álvarez. «La presentación del queso es similar a la del nuestro, al de toda la vida», añadió. El queso de La Peral está envuelto en papel plateado, el Peralzola, sin embargo, se venderá envuelto en papel dorado.
Historia
La fábrica de La Peral seguirá atendiendo de manera casi específica a la producción del queso que les dio la fama, el azul que llegó de Francia a finales siglo XIX, según descubrió hace unos meses José Manuel Feito, párroco de Miranda y, tras el fallecimiento de Norberto Rodríguez, también de Illas. Feito fue quien descubrió los vínculos empresariales de Antonio León, el fundador de la fábrica de La Peral que ahora dirige Esther Álvarez, con los primeros comercializadores lácteos del concejo, Ramón León y Abraham González Díaz. Estos dos industriales crearon su primer negocio en común en diciembre de 1906. Según José Manuel Feito, en la escritura fundacional de la empresa se especificaban anteriores ensayos en el mismo concejo. De ahí concluía que el queso de La Peral era, entonces, «más que centenario».

La fábrica de La Peral comercializa bajo el nombre Peñoceo una barra de queso de sandwich. «Este tipo de queso sólo va a dos clientes, uno en Madrid y otro en Asturias», anunció Esther Álvarez. José Manuel Escorial ha sido invitado a presentar el nuevo queso azul de oveja en Avilés. Este experto catador conoce el producto illense, de tal modo que lo presentó en diversas ferias por todo el mundo. El gastrónomo auguró al nuevo producto asturiano un «gran éxito».

La Nueva España – Asturias,Spain

LILLAS

La Peral,

Saúl FERNÁNDEZ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responde correctamente para comprobar que eres una persona: *