LA CAPRINAZA

Hace muchos años debimos buscar una palabra para llamar al abono de la cabra y parece que pegó muy bien…caprinaza. Porque ya nos llamaba la atención que los cultivadores de cebolla de bulbo, la llevaran por cerca de 50 horas de trasporte, de Capitanejo (Santander), zona caprina, hasta Abrego (Norte), área cebollera. Estudio posterior de la UIS (Universidad Industrial de Santander) determinó que la caprinaza es el mejor abono para la producción de cebolla. Sabiduría de nuestro campesino.

Hace pocos meses comentaba un experto en producción de uva y en la elaboración de vinos, de la exquisitez de su vino originado en plantas abonadas con caprinaza. Tuvimos la suerte de degustar cuatro vinos, producidos con plantas abonadas con otros abonos y con químico. La diferencia es bien significativa aún para paladares poco ocupados en este arte, como el mío.

Algún amigo llevó desde los 2.600 metros sobre el nivel del mar de Bogotá, hasta la orilla del mar de Barranquilla, unas hermosísimas plantas de flor. Naturalmente a los muy pocos días se llegó al resultado esperado; ensayó abonarlas con algo de caprinaza y en pocos días resurgieron y las flores no se hicieron esperar para hacer su aparición.

Estos detalles bien significativos han sembrado la inquietud para detenernos un poco en encontrar respuesta a estos resultados. Estudio comparativo de varios abonos, presentado por el SENA en una de las cartillas de capricultura, ofrece los siguientes resultados.

Especie

Humedad %

P

K

Ca

Vaca

75

0.25

0.55

0.45

Caballo

71.3

0.28

0.53

0.3

Cerdo

72.4

0.19

0.55

0.05

Oveja

68

0.25

0.67

0.3

Cabra

69.9

0.48

1.12

0.73

Llama la atención su alto contenido en potasio, que bien puede explicar los casos anteriores y el de la producción de mandarina en un predio de Ríonegro (Santander) donde al propietario se la ha ofrecido un mayor valor por la cosecha de su finca. Lógicamente porque su cultivo está abonado generosamente con caprinaza. Y la caprinaza se lleva desde Villanueva (Santander) hasta Boyacá, para cultivos de pera, manzana y durazno, aún con alto costo de trasporte. La producción de helecho ornamental no ha podido dar mejores resultados. Miremos sencillamente que el potasio va a dar una gran respuesta de floración y para las plantas de flores, las más variadas, no se puede encontrar nada mejor. Pero analice que toda fruta debe iniciar en flor y por ello, la caprinaza juega un papel definitivo. Esta es la maravilla que usted conoce.

La oveja (camura) no sale bien librada de este estudio, si comparamos sus componentes; todo por el hábito de alimentación. En libertad, la camura come 60% de su ración en pasto, 30% en hierba y 10% en arbustivas, mientras la cabra come el 20%, el 20% y el 60% en el mismo orden. Esto lleva a la diferencia en sus abonos. Pero debemos pensar que si le cambiamos alegremente el régimen alimenticio a la cabra, es posible que también alegremente ella nos cambie la composición de su abono. Ojalá se pudiera continuar la alimentación como lo hace cuando está en libertad.

CONTENIDO DE HUMEDAD. Siendo la cabra la que menos demanda tiene en agua, entre nuestros animales, pues su abono es de los más secos. Piense en su peso y llévelo al manejo de trasporte, ya sea en la misma finca o a otros predios.

REPELENTE? Ha observado usted, el detalle insignificante, de que en el corral de las cabras, no hay moscas? Pues descanse, porque efectivamente la cabra y la caprinaza la repelen. Interesante sería hacer mezclas de caprinaza con otros abonos que son pródigos en la producción de mosca y que desesperan a los rebaños animal y humano y abonar con ella los potreros en mezcla mínima y que sirviese para alejar esta fastidiosa y peligrosa plaga.

ABONO FRÍO. Otra maravilla es el hecho de poder emplear este abono en forma fresca, sin necesidad de hacer compost, labor costosa en su mano de obra; aquí sencillamente se saca del corral…y a los cultivos. Si lo prefiere pues, compóstelo, pero lo puede emplear fresco.

LA TAL PEPITA. Nuestro campesino la llama “cagarruta”, palabra bien sonora. Pues bien, pensemos en la cagarruta y miremos cómo es el cuento con otras abonos. La cagarruta no se diluye con el primer aguacero, sino que mantiene su forma y va reduciendo su tamaño en forma lenta; esto representa que la plantica estará recibiendo su beneficio durante mucho tiempo que en ocasiones puede llegar al año. Otros abonos se derriten fácilmente y por gravedad el agua los lleva abajo y lo que las raíces logran pañar a su paso, lo aprovecha…lo demás chau…Piense un momento en que el hecho de ser esférica deja un espacio entre una y otra, para que haya circulación de aire entre todas y no se produzca una temperatura muy elevada.

El mercado pide cada día mayor cantidad de caprinaza, pues está viendo sus resultados y en general gusta más de comprar el producto en cagarruta, ya que en esta forma tiene la seguridad de que es un producto original, mientras que si la compra molida puede ir con otros elementos, empezando por tierra misma de los corrales. Y para tener las cagarrutas, nada mejor que el empleo de las tarimas que hacen que ellas pasen abajo sin tener la influencia del pisoteo de los animales.

Hemos dado un vistazo muy general a la caprinaza, abono que usted conoce de tiempo atrás (será cierto?) y que de pronto no le ha expresado muchas de sus ventajas, por lo cual no lo tiene en el sitio que bien se merece. Esperamos que en adelante lo aproveche en la mejor forma para que su empresa caprina deje cada día mayores frutos.

Pedro Alvaro Salazar Sánchez M.V.Z.

Bucaramanga, Colombia

Julio del 2007

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responde correctamente para comprobar que eres una persona: *