La asistencia técnica en la industria láctea

“BIEN CHIVA” | AGROPECUARIA

La obtención de leche en buena cantidad y excelente calidad del rebaño caprino, es la meta que debe de tener todo caprinocultor, para lo cual se requiere la creación de un Programa de Asistencia Técnica Especializada por parte de las industrias acopiadoras de la leche, con el objeto de implantar alternativas tecnológicas, desde el área de recolección de leche, esto es desde la ordeña, ya sea manual o en la sala de ordeña, lo cual nos permitirá obtener leche limpia y de calidad y que se mantenga en estas condiciones durante su manejo, traslado y procesamiento. Así mismo que ese departamento trate de solucionar los problemas que se presentan en dicho proceso y a la vez previniendo los que se puedan presentar a futuro. Los principales puntos y acciones a atender serían los siguientes:

I.- Supervisión en los establos, e implantación de un protocolo de la ordeña y manejo de la leche, con el objeto de señalar errores o corregir anomalías relacionadas con la higiene de la misma, para obtener más cantidad de leche y de excelente calidad.

II.- Asesoría técnica a los establos, con el objeto de incrementar los niveles de producción de leche, mediante las recomendaciones pertinentes de manejo, nutrición (adición de la grasa de sobrepaso, etc.), reproducción (programando partos todo el año, con Inseminación Artificial u otro método) y sanidad.

III.- Apoyo a los establos de ganado caprino de los proveedores de tal empresa láctea, en lo referente a programas de reducción de células somáticas, prevención y control de la mastitis y enfermedades reproductivas que a su vez influyen directa o indirectamente en la calidad y cantidad de la leche.

La incidencia y prevalecía de enfermedades, principalmente la mastitis, que influyen en la calidad de la leche o que representan riesgo de contaminación de residuos de antibióticos en el producto, por la problemática de manejar animales tratados y que alteran la calidad en los procesos de elaboración de subproductos lácteos y que no cumplen con los requisitos de calidad requerida por la empresa, por la deficiente prevención de las diferentes enfermedades del ganado caprino.

Para esto se requiere la implementación de un programa para el control de la mastitis, lo cual implica lo siguiente:

a).- Prueba de C.M.T. (California Mastitis Test visite nuestra página con las explicaciones pertinentes de cómo se realiza) Esta prueba la realizará el asesor cada 28 días en todos los animales en producción, de los diferentes rebaños que atiende, para lo cual llevará el registro o seguimiento de dicha prueba.

b).- Pruebas bacteriológicas y antibiograma en las cabras con reacción 2 y 3 a la C.M.T.

c).- Tratamiento específico a los animales con mastitis clínica y subclínica de acuerdo a los resultados de las pruebas bacteriológicas (en cabras secas y en producción).

 

d).- Supervisión de la ordeña manual, así como el mantenimiento periódico y apropiado del equipo de ordeña mecánica, para lo cual el técnico asesor debe de revisar rotativamente el equipo de ordeño.

La mastitis no sólo indica el estado de salud de la ubre, sino que también afecta los componentes de la leche, la síntesis de caseína, grasa, lactosa y sólidos totales decrece. Componentes como el cloro, sodio y proteínas sericas aumentan.

La creación de un departamento de control de calidad de la leche de cabra implica que las industrias acopiadoras se involucren más con el productor y no sólo echarle la culpa al caprinocultor, de la leche de mala calidad, también hay que estar revisando a los recolectores o ruteros, de cómo lavan los tanques donde captan la leche, etc. Todo esto, va a repercutir en mayor o menor cantidad de derivados lácteos.

Además, hay que tener presente que la globalización de los mercados nos está exigiendo la inocuidad de los alimentos de origen animal. Las empresas se tienen que actualizar y acoplar a las exigencias de dichos mercados internacionales, si quieren continuar en esta actividad y progresar. Todo esto debe de incurrir en un mejor precio al litro de la leche de cabra, que es lo que al final se pretende.

Las empresas Lácteas siempre se han preocupado por la calidad de la leche que reciben, lo cual para cada caso es compensada con premios y/o castigos, sin embargo se han dado cuenta que las pérdidas o mermas por leche de menor calidad, son tan grandes que afectan tanto a la planta industrial como al caprinocultor y que por lo tanto se requiere implementar la Asistencia Técnica en las empresas.

En otro aspecto, se les recuerda que el próximo jueves 6 de marzo inicia el ENGALEC 2008, Dios mediante, por lo cual, se les invita a que asistan a tal evento.

El Siglo de Torreón – Torreón,Coahuila de Zaragoza,Mexico

03/2008

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responde correctamente para comprobar que eres una persona: *