Introducción a la fisiología caprina

La digestión en la cabra es el proceso por el cual la comida ingerida se descomponen y se recompone para la absorción por el trecho de gastrointestinal (GI) para proporcionar la energía y los bloques que satisfacen las necesidades metabólicas. Todas fuentes de alimentación son originalmente el resultado de plantas, que utilizan la energía del sol y los minerales de la tierra, sin las que las cabras como herbívoros y otros animales de granja no podrían existir.5

En la cadena de alimenticia, los consumidores primarios son los animales herbívoros. Ellos han desarrollado especialmente pre-estómagos y trechos de GI que los capacitan paras utilizar celulosa y otras formas de polisacáridos de plantas. Ellos mantienen también a grandes poblaciones de bacterias simbióticas y protozoarios en los pre-estómagos, que pueden separar las estructuras complejas de celulosas de las planta en azúcares digeribles y una gran variedad de ácidos orgánicos útiles. Parte de esta energía se utiliza por las mismas bacterias para sintetizar su propia masa corporal, las proteínas y las vitaminas, que posteriormente se usan por el herbívoro cuando pasan hacia abajo del trecho GI y son a su vez digeridas por su anfitrión, como por ejemplo la cabra .

Los herbívoros se clasifican en: fermentadores pregástricos, rumiantes o pseudo rumiantes; y fermentadores post gástricos, cuyo ciego ha evolucionado para funcionar semejantemente hasta cierto punto como la panza. Las vacas, la oveja, las cabras y el venado son rumiantes, los caballos y los conejos son miembros del segundo grupo.5

La fermentación pre-gástrica posibilita la utilización más eficiente de forrajes, ya que se fermentan y es degradan químicamente antes pasar en el intestino delgado, donde suceden la mayoría de las absorciones de nutrientes. En la fermentación post-gástrica, la degradación bacteriana ocurre en el ciego, después que los forrajes han pasado por el intestino delgado, estos animales aprovechan el beneficio de la fermentación del ciego recurriendo a la práctica de coprofagia (comer de heces).5

En su sentido más amplio, la digestión se puede dividir en dos acciones, los procesos mecánicos y los procesos químicos. La digestión mecánica incluye masticación (mascar) y las varias contracciones musculares del trecho de gastrointestinal. La digestión química incluye varias secreciones exocrinas del estómago (por ejemplo el ácido clorhídrico ) y del intestino delgado (por ejemplo la bilis del hígado ). La digestión química también es el resultado de las varias acciones de las enzimas y los microorganismos digestivos que pueden encontrarse en el tracto gastrointestinal, específicamente en el rumen o ciego (Pond et al, 1995 cit. in 2 ).

Hay cuatro pasos en el proceso por el cuál los animales obtienen nutrientes del alimento que consumen. El primero de estos pasos es

ingestión que es simplemente el “tomar en conglomerados casi enteros células o

tejidos”. Luego está el proceso digestivo verdadero que incluye tanto los procesos químicos y como mecánicos por cuales los alimento se transforman en substancias sencillas que el cuerpo puede absorber. El tercer paso es la absorción. La absorción es el movimiento de partículas utilizables y fraccionadas del alimento del trecho digestivo a la sangre. Estos alimentos nutritivos entonces son transportados a dondequiera que se necesiten inmediatamente o son almacenados en varias ubicaciones del cuerpo. Finalmente, está “la síntesis de los alimentos por las células individuales del cuerpo que crecen, se reproducen o trabajan activamente y liberan la energía para las tareas del animal para encontrar más alimento y agua, respirar o reproducirse” (vanLoon, 1976 cit. in 2 ).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responde correctamente para comprobar que eres una persona: *