Gobierno de Canarias

Sólo la Denominación de Origen del Queso Palmero tiene inscritas 2.444 cabras, aunque existen otras 10.000 cabezas en explotación.

M.CH., Los Llanos

La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación del Ejecutivo canario ha dado luz verde a la reglamentación específica del denominado “Libro Genealógico de la raza Caprina Palmera”, que permitirá al Gobierno proteger, recuperar, conservar y fomentar una de las mejores razas caprinas, desde el punto de vista productivo, que se explotan en todo el estado español.

El valor de la cabra palmera, una de las tres razas específicas del archipiélago, se encuentra en su importante rendimiento lechero, que permite la posterior elaboración del queso palmero, un producto de excepcional calidad reconocido en toda Canarias y con el añadido de contar con una Denominación de Origen. Precisamente, uno de los quesos frescos de la misma fue elegido recientemente como el mejor del archipiélago.

La presencia de los rebaños de cabras palmeras es cuantiosa en la Isla. Sólo en la Denominación de Origen del Queso Palmero hay inscritas en la actualidad 2.444 cabras, a las que se suman las que producen fuera de la denominación, una cifra muy superior, casi 10.000 cabezas más, según se desprende de las actualizaciones anuales de las explotaciones que la Consejería realiza a través de Extensión Agraria, con el objetivo de facilitar el acceso a las subvenciones a los ganaderos de la Isla.

Las explotaciones de cabra palmera, en régimen semiextensivo, suponen un elemento dinamizador para el medio rural de la Isla, ya que la actividad aporta unos ingresos extra a aquellos pequeños y medianos agricultores, que ven cómo de una manera sostenible y respetuosa con el medio ambiente pueden alcanzar un nivel de vida digno.

Se trata de una raza que se encuentra perfectamente adaptada al medio en el que vive, soportando perfectamente el clima, el terreno y recursos alimenticios que se le brindan con unas notables producciones. Según se ha estimado desde la Consejería, “constituye un recurso genético que debe fomentarse, potenciando su conservación como patrimonio de nuestras islas”. Por ello, el “Libro Genealógico de la raza Caprina Palmera” se considera “el instrumento adecuado para la consecución de estos fines, al tratarse de un registro que ayudará al mantenimiento de la raza y la conservación de su potencial genético puro”.

El Día (Tenerife) – Santa Cruz de Tenerife,Islas Canarias,Spain 1/06/2007

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responde correctamente para comprobar que eres una persona: *