Ganado ovino polaco

Actualmente, el principal objetivo de los productores de ovino en Polonia es aumentar significativamente la producción de corderos para, por un lado, disminuir los costes productivos y, por otro, ofrecer al consumidor polaco un cordero a precios interesantes, en comparación con el cordero importado de Nueva Zelanda, que es actualmente el que más se consume y que registra precios muy competitivos.
Con este objetivo se ha llevado a cabo un gran esfuerzo de selección a partir de la raza merina y de razas autóctonas de las montañas y las estepas polacas. Gracias al trabajo de los ganaderos, se ha amortiguado el descenso de rendimiento productivo y se ha aumentado el número de cabezas de aptitud mixta de carne y de lana pero, sobre todo, se ha conseguido una genética más adecuada y adaptada a las condiciones del país y del gusto del consumidor. Sin embargo, los criadores consideran que la rentabilidad de la producción ovina es todavía muy baja.

El censo de 2005 de la cabaña ovina está situado en torno a las 300.000 cabezas y al seguir aumentando el número de las ovejas madre, se puede producir la renovación de la cabaña.

El primer programa agroambiental polaco, el Plan de Desarrollo de las Zonas Rurales, que se puso en marcha para el periodo 2004-2006, preveía medidas que tenían como objetivo fomentar el mantenimiento y mejora de prados y pastizales, así como evitar la pérdida de las razas autóctonas en peligro de extinción. Sin embargo, aunque el número de razas de ovino existentes es muy reducido, no todas ellas están en riesgo de extinción.

Este mismo Plan, mejorado a partir de las experiencias adquiridas en el periodo citado, continuará para el periodo 2007-2013. Muchos ganaderos han mostrado su interés por beneficiarse de este programa, ya que las ayudas de la UE en los años 2004-2006, en torno a los 81,58 euros por oveja madre al año, fueron muy beneficiosas.

Algunas asociaciones de criadores de ovino y caprino han pretendido introducir una prohibición, por la que aquellos miembros que hayan percibido ayudas de la UE contenidas en el Plan de Desarrollo de los Zonas Rurales deban realizar las ventas de sus animales en la propia región donde tiene lugar la producción. Esta prohibición, según han manifestado muchos ganaderos, está en contradicción con la economía de mercado, por lo que se han negado a cumplirla.

Por otra parte, los ganaderos se han dirigido al Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural para solicitar ayudas especiales para determinadas razas autóctonas como las “swiniarka” y la “wrzosowka”, cuyos machos resultan difíciles de vender. Argumentan que, en caso contrario, se corre el riesgo de pérdida de estas razas autóctonas, muy adaptadas a las duras condiciones agroclimáticas de Polonia. Estos animales son capaces de resistir, ocultándose bajo la nieve, los duros inviernos polacos. Los ganaderos basan su demanda en un sencillo razonamiento económico, válido para rebaños grandes en torno a las 100 ovejas madre, ya que, actualmente, la producción media es de uno a uno. Sin embargo, con estos machos y un manejo cuidadoso, se puede aumentar la prolificidad hasta en un 135-140% al año, lo que, junto con las subvenciones, permitiría el funcionamiento de explotaciones muy rentables y evitaría la desaparición de estas razas.

La conclusión final es que, con la aplicación de los programas agroambientales financiados por la UE, si bien no se resuelven todos los problemas de la producción ovina, sí se mitigan en parte, pues están ayudando a determinados ganaderos que, en un principio, se dedicaron a la explotación de razas poco rentables, sobre todo por afición y no con fines de lucro, y que en estos momentos están en unas magníficas condiciones para, no sólo conservar, sino también aumentar un importante patrimonio genético que, sin estas ayudas, se hubiera perdido logrando, además, unos aceptables niveles de rentabilidad que les estimula a continuar.

Eurocarne – Madrid,Spain 2/06/2007

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responde correctamente para comprobar que eres una persona: *