Ganado “mejor formado, saneado y alimentado”

De esa forma dice se evitaría la expansión de la lengua azul que asegura se ha debido, entre otros, a la malnutrición del ganado, por la subida de los piensos. Respecto a las ayudas afirmó que a los ganaderos les había tocado el “Gordo de Navidad”.
Sevilla. 10/12/2007
Irene Ramos León

La orden para abonar ayudas a los ganaderos afectados por la enfermedad de la lengua azul es ya una realidad. El consejero de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía, Isaías Pérez Saldaña afirmó el pasado viernes, que el decreto entrará en vigor una vez que se publique en el BOJA.

Según Saldaña, la orden contempla ayudas de seis euros por cabeza de ovino en las explotaciones ganaderas situadas dentro de las zonas de restricción a consecuencia de la lengua azul, una partida que se financia al 50 por ciento entre el Gobierno y la comunidad autónoma y que se traduce en Andalucía en una inversión de 12 millones de euros.

Esas ayudas se abonarán, según explicó el consejero, de “forma automática, sin solicitud ninguna, a todos los que tengan reconocida la ayuda acoplada al ovino”. Los que no tienen ese régimen tendrán que solicitar las ayudas en el plazo de 15 días a partir de la publicación de la orden, en la que se incluye el modelo para pedir las compensaciones.

Pérez Saldaña reconoció que la prioridad de pago será la de pago acoplado y posteriormente se abonará el resto de solicitudes. En cualquier caso, el compromiso es agilizar los procedimientos de pago y abonar las compensaciones antes de que finalice el mes de diciembre, para una cabaña total afectada que se eleva a dos millones de reses de ovino que se encuentran en zona de restricción por la enfermedad.

El responsable andaluz de Agricultura, dijo que lo importante es que con las “ayudas hoy todo el mundo debe sentirse feliz” porque esto es “como si les hubiera tocado el gordo de Navidad en vez de el 22 de diciembre, el día 7 que es hoy-por el pasado viernes-“.

Además, manifestó que la lengua azul “ha remitido”, que la vacuna ha funcionado, y que desde hace dos días no aparecen mosquitos en las trampas por la bajada de las temperaturas que impiden reproducirse a esta especie.

En cuanto a los datos de incidencia de la enfermedad, la administración cifra oficialmente en 128.958 las reses muertas por la fiebre catarral ovina pertenecientes a 4.306 explotaciones, con lo que la mortalidad de Andalucía, en las zonas restringidas ha sido del 5,36 por ciento.

Sobre las causas de expansión de la epidemia en Andalucía, Pérez Saldaña dijo que “con los piensos en los niveles que han estado y que siguen estando” y con la llegada de una enfermedad, “esto es igual que si tenemos una población muy mayor que no come y llega la gripe”, lo que sucede es “que los más débiles cuando llega un problema de este tipo mueren”.

Para el consejero este es el problema y a este “hay que buscarle soluciones teniendo un ganado mejor formado, mejor saneado y mejor alimentado”.

Por lo demás, ya solicitó al ministerio de Economía y Hacienda medidas fiscales y al ministerio de Trabajo para lo que puedan suponer modificaciones en las cuotas de la Seguridad Social. También explicó que ha solicitado igualmente al Ministerio “ayuda de minimis” y desacoplamiento total de la ayuda ovina-caprina.

Desde la organización agraria ASAJA, el responsable de los servicios técnicos Eduardo Martín señaló que las ayudas no son ningún Gordo de Navidad para el sector, y que el “único Gordo desgraciado” que han recibido los ganaderos ha sido padecer la enfermedad “desde hace más de cuatro meses” que ha costado la pérdida de miles de ovejas “que sólo en la provincia de Sevilla superan las 30.000”.

El representante de ASAJA afirma que lo que hace falta es que “ese Gordo malo se desinfle y se torne en el Plan de Recuperación de la Capacidad Productiva del Ovino” un plan de choque “que necesita con carácter de urgencia el ganadero de ovino.
Agroprofesional.com – Spain 12/2007

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responde correctamente para comprobar que eres una persona: *