Este año hay un 6% menos de ganaderos en Cangas de Onís «En la sierra del Cuera se están riendo de los ganaderos porque no se puede suspender una cacería el día que nieva»

ANA MORIYÓN/CANGAS DE ONÍS

PREOCUPADO. José Antonio García, regidorde pastos. / N. A.
José Antonio García Álvarez, regidor de pastos de la Montaña de Covadonga, prepara ya la tradicional subida de ganado a los Lagos para el próximo 25 abril. Este año le acompañarán 20 ganaderos menos que en 2005, lo que supone un descenso del 6% con respecto al año pasado.

-¿Tiene el lobo la culpa de todos los problemas?

-En el caso de la ganadería vacuna hay otros muchos factores que influyen. Este año subirán a los Lagos cien cabezas de ganado vacuno menos que el año pasado y el número de ganaderos se reduce un 6% con respecto al año pasado. Las bajas en este caso corresponden en la mayoría de los casos a jubilaciones y prejubilaciones, pero también hay personas jóvenes que han encontrado otro trabajo mejor. Es un trabajo muy esclavo.

-¿Y en el caso del ganado menor?

-Hay 300 cabezas menos que el año pasado y, en este caso, si acaban desapareciendo este tipo de ganaderías, podremos decir que ha sido el lobo.

-¿Quién será el responsable?

-Si desaparecen las cabañas ganaderas de ganado menor no será sólo culpa de Parques ni de Rodrigo Suárez Robledano, porque el lobo también está fuera del parque y junto a los pueblos.

-¿Cuál es la solución que plantea el Consejo de Pastores?

-Nosotros queremos eliminar fuera y dentro del parque el máximo de lobos, pero sabemos que estamos en un espacio protegido y que debe hacerse un control de población. En cualquier caso, el número debe rebajarse lo más posible y, si calculan que hay unos 40 animales, deberían eliminar a 10 ó 12. Lo que está claro es que ganadería y lobos no pueden convivir.

-¿Qué opinión le merecen las medidas de la sierra del Cuera?

-En el Cuera se están riendo de los ganaderos. No se puede suspender una cacería el día que nieva cuando, según los cazadores, es el día más fácil para dar con ellos. Si de verdad quieren matar los lobos de esta sierra que se pongan a ello.

-Los pastores de Llanes y Cabrales critican la actitud de los cangueses porque no se sienten respaldados.

-Las administraciones están tratando de dividir a los ganaderos, que haya roces entre Llanes, Cabrales y Cangas de Onís para poder con nosotros. En Cangas estamos de acuerdo con eliminar el lobo allí donde haya ganadería, como en la sierra del Cuera, pero nosotros somos conscientes de que estamos dentro de un parque nacional y que tenemos que convivir, en la medida de lo posible, con los lobos. Estos animales andan unos 40 kilómetros en un día y eso les permite pasar de una zona a otra en poco tiempo. Es importante que se eliminen en las zonas donde sí se puede.

-Una de sus reivindicaciones es la de mejorar las indemnizaciones por los daños. ¿Qué ha conseguido?

-Seguimos trabajando en ello. Hemos solicitado al director del parque que revise las tasaciones por cada animal muerto y que agilicen los pagos. Ahora nos dan 300 euros por un ternero, mucho menos de lo que vale en el mercado. Creemos que debe valorarse la productividad que da cada animal y su adaptación al medio. No todas las ovejas valen para criar en los Lagos de Covadonga.

-¿La reducción del ovino y del caprino podría poner en peligro el queso de Gamonéu?

-El Gamonéu de puerto corre peligro no sólo por la falta de leche, sino también por la falta de pastores. No es el mismo queso el que se elabora en las tradicionales cabañas que había en los Picos que las queserías actuales.

-Pronto comenzarán las obras de las cabañas de Belbín y Humartini.

-Personalmente creo que llegan muy tarde, pero bienvenidas sean.

-También ha aumentado el peligro de incendios.

-La cabra, la oveja y la vaca forman un buen equipo porque pacen en zonas diferentes. Al faltar alguna de ellas, y esto lo saben hasta los ecologistas, quedan zonas sin limpiar y aumenta el riesgo de incendios de cara al verano tanto dentro como fuera del parque. La política medioambiental está mal gestionada porque es necesario hacer mayor número de quemas controladas y desbroces.

-Por contra, el número de caballos crece y desde el Consejo de Pastores planteáis un control.

-El ganado caballar crece porque no requiere de tanto papeleo como el que supone tener una vaca y porque está más de moda. Debemos controlar que no suban animales de otros municipios a nombre de un vecino de Cangas. Aunque no podemos discriminar a los propietarios de caballos, no hay que olvidar que la mayor parte de ganaderos del concejo tienen vacas y que cuando conviven vacas y caballos, siempre pierden las primeras.

El Comercio Digital (Asturias) – Asturias,Spain 14/04/06

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responde correctamente para comprobar que eres una persona: *