En los últimos 7 años se ha extinguido una raza de ganado al mes

Además la quinta parte de las razas de ganado vacuno, caprino, porcino, equino y avícola están en peligro de extinción. Para mitigar su desaparición la FAO prepara un Plan de Acción a nivel mundial que prevé presentar en septiembre.
Noticia patrocinada por

¿Sabes lo rentable que es ser propietario de árboles de madera noble? Rentabilizar la madera: Árboles Nobles como negocio.

Madrid. 15/06/2007
Rose Mary Acedo

La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, FAO, ha advertido de la situación en peligro de extinción de una gran parte de las razas de ganado, debido a la rápida expansión de la ganadería industrial, basada en un reducido número de razas. Situación que se agrava si además tenemos en cuenta el calentamiento global, una amenaza adicional para todos los recursos.

Según la FAO, en los últimos siete años se ha extinguido una raza doméstica al mes y una quinta parte de las razas de vacuno, caprino, porcino, equino y avícola están abocadas a la misma situación, debido a la proliferación de producciones intensivas, si no se gestiona de forma eficaz la diversidad zoogenética, en declive en gran parte de Europa y Norteamérica. Precisamente, los países en desarrollo serán los más afectados por la pérdida de zoodiversidad en el siglo XXI.

En la actualidad el hombre depende de alimentos como la leche, carne y huevos lo que nos ha llevado a una dependencia total de animales que se crían de forma intensiva, en detrimento de otros tipos de producción. Si lo unimos a que en los próximos 40 años la población mundial pasará de los 6.200 millones a los 9.000 millones de habitantes, lo que está claro es que necesitamos incrementar nuestra fuente de suministro de alimentos, “manteniendo y desarrollando lo más posible nuestra cartera de recursos genéticos, vitales e irrempazables”, ha advertido la FAO.

La diversidad zoogenética es esencial para la seguridad alimentaria mundial, el desarrollo sostenible y los medios de subsistencia de millones de personas, por eso, la FAO pretende poner en marcha un Plan de Acción a nivel mundial “para detener la pérdida de recursos zoogenétcios y mejorar su uso sostenible, desarrollo y conservación”.

La progresiva sustitución de las razas autóctonas tiende a acelerarse en muchos países en desarrollo, “a menos que se tomen medidas”. Para ello, es necesario proporcionar a los granjeros el apoyo adecuado, incluyendo personal bien formado y medios técnicos adecuados.

Según datos de la FAO el 48 por ciento de los países del mundo tienen programas de conservación in vivo y el 63 por ciento programas in vitro, es decir, la conservación de embriones, semen, u otro material genético con el potencial de reproducir los animales vivos en fecha posterior.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responde correctamente para comprobar que eres una persona: *