Elabora el IPN queso con menos grasa

El producto fomenta el crecimiento de la flora bacteriana e inhibe la formación de microorganismos patógenos, además de ofrecer grandes beneficios nutricionales.

– A fin de mantener en óptimas condiciones el aparato digestivo y fortalecer el sistema
inmunológico, estudiantes del Instituto Politécnico Nacional (IPN) elaboraron un queso con 40 por ciento menos grasa.

El grupo de investigación conformado por los alumnos de la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas, Ana Belén Flores Reyes, Marcos Jiménez Hernández, Cristina Araujo Leyva, Sandra Vargas Sánchez, Luis Melgar López, David Gutiérrez Pérez y Claudia Casas Moreno utilizaron para la elaboración del queso una fibra denominada inulina.
Lote de material para aprender la elaboración del queso fresco, maduro , madurado con moho blanco (tipo camembert) y moho verde ( tipo roquefort) y yogur; además el libro “Los quesos”.

Este producto fomenta el crecimiento de la flora bacteriana e inhibe la formación de microorganismos patógenos, además de ofrecer grandes beneficios nutricionales.

Luis Melgar López explicó que dicha fibra se encuentra presente en algunos vegetales como el ajo, cebolla, poro, alcachofa, trigo y plátano y puede ser incorporada fácilmente a una gama de productos alimenticios.

En el organismo la inulina alimenta y estimula la flora intestinal y contribuye a tener un tránsito intestinal regular y
suave, además de mejorar la absorción de importantes nutrientes como el calcio.

Por su parte, Claudia Casas Moreno precisó que el estrés, cansancio y estreñimiento favorecen el crecimiento de organismos patógenos en la flora intestinal, ocasionando diversas enfermedades estomacales.

Resaltó que con este producto, sabor sarzamora y de consistencia cremosa, se evita la reproducción de estas bacterias y degrada los nutrientes de los alimentos para que el organismo los asimile fácilmente.

“Lo pensamos de esta manera para que fuera un alimento nutritivo, sabroso y novedoso para los niños, pues son ellos quienes más necesitan fortalecer su sistema inmunológico”, aseguró.

A su vez, Ana Belén Flores Reyes indicó que a diferencia de otros quesos el elaborado en el IPN reduce casi a la mitad el
contenido de grasa, y por sus mínimas cantidades de sodio disminuye el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

Finalmente, Marcos Jiménez Hernández dijo que el producto también lo pueden consumir personas intolerantes a la lactosa, toda vez que para su formulación se fermentó la leche con el cultivo láctico, con lo que se logró eliminar la lactosa. (Con información de Notimex/JOT)

El Financiero en línea

México, 10 de febrero 2006

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responde correctamente para comprobar que eres una persona: *