El sector ganadero de CyL iniciará movilizaciones la próxima semana para exigir la implicación de las administraciones

VALLADOLID, 3 (EUROPA PRESS).- Las cuatro organizaciones agrarias de Castilla y León y las cooperativas lácteas iniciarán la próxima semana una serie de movilizaciones y protestas con las que los representantes del sector ganadero de la región pretenden exigir la implicación de las administraciones central y regional en la crisis estructural de precios que sufren los productores de leche de vacuno y de ovino.

Así lo anunciaron hoy los responsables de las cuatro organizaciones agrarias de Castilla y León (Asaja, UPA, UCCL-COAG y Coordinadora Agraria) en una rueda de prensa conjunta en la que denunciaron la situación de crisis que amenaza a los ganaderos de la región ante la decisión “unilateral” de las industrias lácteas de bajar los precios de la leche en los próximos meses (tres pesetas para la leche de vacuno y entre 13 y 14 pesetas para la leche de ovino).

En concreto, la primera de las movilizaciones se producirá el jueves, 9 de febrero, ante la sede de la Delegación del Gobierno en Castilla y León con el objetivo de que el delegado, Miguel Alejo, traslade a la ministra de Agricultura, Elena Espinosa, la necesidad de avanzar de un modo firme en la creación de una interprofesional “de verdad” en la que se acuerden contratos de la leche a un precio mínimo y viable y se garantice la calidad del producto que consumen los ciudadanos.

El día siguiente, el viernes 10 de febrero, las movilizaciones se trasladarán a la Consejería de Agricultura a la que los representantes del sector ganadero de Castilla y León pedirán que también se implique en la solución de esta crisis, como ya han hecho otras comunidades autónomas, como Galicia.

En este sentido, el coordinador regional de UCCL-COAG, Jesús Manuel González Palacín, recordó que la Administración regional ha concedido subvenciones a algunas industrias lácteas, como Lauki o García Baquero, a las que tiene que obligar a contratar la leche a los ganaderos de la región ya que “sólo el 5 por ciento de toda la leche que facturan estas industrias es a ganaderos de Castilla y León”.

Las movilizaciones del sector ganadero continuarán los días 13 y 14 de febrero ante las puertas de las instalaciones de Lauki, el primer día, y de García Baquero, el segundo, a las que exigirán que se impliquen con los ganaderos de Castilla y León con la contratación de más leche.

Tras acusar a las industrias lácteas y a la distribución de pretender hacerse ricos a costa de los ganaderos de Castilla y León y de los consumidores, los representantes de las organizaciones agrarias de la región aseguraron que en estos momentos no hay argumentos de mercado para bajar los precios de la leche ya que, incluso la leche de fuera es más cara que la de Castilla y León. Así el responsable de Ganadería en UPA, Francisco Fernández, acusó a las industrias lácteas de pretender con esta bajada de precios quedarse con el dinero que viene de la PAC.

En el mismo sentido se pronunció el representante de la Coordinadora Agraria, Prisciliano Losada, para quien la decisión “abusiva e injustificada” de las industrias lácteas para una nueva bajada de precios “no tiene justificación alguna”. Ante esta circunstancia, Losada advirtió de la posibilidad de que “estemos en la antesala de un gran pacto entre las industrias lácteas y entre la gran distribución para acabar con el sector productor español favoreciendo a productores y competidores de otros países al norte de España que tienen una potentísima cadena de distribución alimentaria”.

Según los datos aportados por el presidente regional de Asaja, Donaciano Dujo, en la actualidad en Castilla y León hay cerca de 3.000 explotaciones dedicadas a la producción de leche de vacuno, con 136.000 animales y una cuota aproximada de un millón de kilos mientras que en ovino hay 4.600 explotaciones con 1.600.000 cabezas y una producción anual de 305 millones de kilos, lo que sitúa a Castilla y León como la segunda comunidad autónoma en producción de leche, detrás de Galicia.

“Nadie ha sufrido un año más catastrófico que el sector ganadero en el año 2005 debido a la sequía principalmente y, con la sequía, el aumento de los costes de producción”, lamentó Dujo, que denunció la pérdida de activos que año a año sufre un sector con “la profesión más esclava” y que no tiene unas ventajas económicas y sociales.

Por todo ello, los representantes de las organizaciones agrarias de Castilla y León insistieron en su convicción de que hace falta un pacto de todo el sector –industrias lácteas, OPAs y distribución– que debe de ser liderado por las administraciones central y regional como árbitros para “de una vez por todas fijar un marco estable de relaciones entre las distintas partes de toda la cadena”.

Respecto al compromiso adquirido por la ministra de Agricultura, Elena Espinosa, que ayer ofreció el apoyo y colaboración del MAPA para conseguir en España una interprofesional fuerte del sector lácteo que permita resolver los problemas de precios, el sector denunció la costumbre de Espinosa de “anunciar mucho y poner en marcha muy poco”.

“Hechos son amores y no buenas razones”, continuaron los representantes de las OPAs de Castilla y León, para quien es necesario que la ministra se implique para “forzar” a las industrias y a la distribución a sentarse a negociar para crear una interprofesional fuerte, “el sueño dorado” del sector.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responde correctamente para comprobar que eres una persona: *