El queso de Cabrales bate su récord histórico

El «boom» de la elaboración de cuñas provocó un importante incremento en el número de certificaciones, que se aproximan ya al medio millón

josé pandal
Carreña (Cabrales),
Rebeca AJA

La producción de queso de Cabrales ascendió el pasado año a 523.123 kilos, récord histórico desde que, en 1989, se empezó a controlar la producción. En términos porcentuales se registró un incremento del 10 por ciento respecto al año anterior. En 2005 se contabilizaron 292.733 kilos obtenidos de una producción lechera de 5.121.058 litros de leche. Precisamente en este apartado se registra el único dato negativo en 2006 respecto a 2005. El número de litros producidos en el ejercicio pasado fue de 5.071.930, un total de 49.128 litros menos. Pese a que se incrementó la materia prima obtenida a partir del ganado vacuno y ovino (71.024 y 12.546 litros más en 2006) se redujo a la mitad la producción de leche de cabra, 266.361 litros en 2005 frente a los 133.363 litros en 2006.

 

El Consejo Regulador batió también el récord de certificaciones gracias al «boom» de la elaboración de cuñas. Ésta es la principal conclusión que se extrae de los primeros datos generales ofrecidos por el Consejo Regulador de la Denominación de Origen «Cabrales». Este órgano emitió el pasado año un total de 479.782 certificaciones, cifra global que supone un récord histórico desde que en 1989 se empezó a controlar la producción de esta variedad quesera. Las certificaciones incluyen tanto las piezas tradicionales (quesos completos) como las cuñas, que empezaron a certificarse en 2005.

El dato general incluye el suministro de 330.841 contraetiquetas para certificar el producto tradicionalmente comercializado en quesos circulares. En total, 38.108 pegatinas más que en 2005 y 6.259 menos que en 2003. Este análisis parcial arroja, en cualquier caso, una constatación positiva, puesto que los certificados emitidos en 2006 para quesos completos suponen el segundo mejor registro desde el año 1989, después de las 337.100 contraetiquetas suministradas en 2003, cuando aún no se comercializaban las cuñas.

La cifra global también incorpora un dato halagüeño para la experiencia iniciada el pasado año de vender Cabrales en cuñas entre 100 y 300 gramos de peso. En 2005 apenas se emitieron 7.000 pegatinas frente a las 108.461 suministradas en 2006. De ahí que la suma de ambas certificaciones suponga un récord.

Los datos generales del pasado ejercicio verifican a su vez una producción total de 371.321 piezas. La no correspondencia entre el número de quesos elaborados y el número de contraetiquetas emitidas se debe a que el consejo aún no ha certificado el producto elaborado en noviembre y diciembre. Estos quesos se registran dentro de la producción anual porque fueron elaborados en 2006, pero no serán contraetiquetados hasta que no cumplan el período mínimo de maduración en la cueva que es de dos meses, por lo que su certificación queda aplazada a este año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responde correctamente para comprobar que eres una persona: *