El queso aprueba en Betanzos

Centenares de personas acudieron ayer a la VII Feira do Queixo de la Ciudad de los Caballeros, donde una veintena de productores de la comarca presentaron su trabajo.

Marta Villar.Betanzos

Centenares de personas acudieron a la carpa donde se celebró la VII Feira do Queixo. / juan varela

Cilíndricos o con forma de tetilla; en diversos tonos, desde el blanco hasta el amarillo más intenso; en varios tamaños, desde menos de medio kilo hasta más de tres; y de variables precios, de 5 a 12 euros. El jurado, integrado por representantes de asociaciones brigantinas, se afanó en comprobar el sabor, el aroma, la textura, el color y la forma de los quesos que una veintena de productores de la comarca presentó este año en la VII Feira do Queixo de Betanzos que se celebró ayer, y tras una dura deliberación debido a la alta calidad de los productos, sentenció que el primer premio se lo llevase: María Soledad Martínez, de Abegondo, en la categoría del mejor queso fresco; y María Pilar del Candal, de Órdenes, en la categoría de semicurado (200 euros cada una).

Los visitantes pudieron degustar los quesos de los diferentes municipios, en sus dos variedades, mediante tacos para degustar. Este año hubo una novedad, unos miniquesos que presentó un productor, con forma de tetilla, pero del tamaño de un dedo pulgar. Los productores que se presentaron a esta edición procedían de Mesía, Betanzos, Cesuras, Ordes, Oza dos Ríos, Abegondo, Curtis, Aranga y Vilasantar.

Dentro de la carpa donde se instalaron los quesos también se ubicaron otros puestos: de información turística del municipio, con vinos con la denominación Terra de Betanzos y otros que mostraban miel, licores (de hierbas, arándanos y uno de tojo) y tartas, además de un stand de Manos Unidas y un puesto de pulpo.

La edición de este año ha superado todos los récords de visitantes, que muchos achacaron a lo soleado de la jornada y también a la completa y variada oferta que complementó la feria: no quedó ni un hueco libre en la plaza Hermanos García Naveira, que además de acoger la carpa de los quesos, contó con otra donde se ubicó el rastro de antigüedades. En esta plaza también se instalaron varios puestos de embutidos de calidad y miel casera, además de otros de bisutería y muchos de artesanía y cuero. Los más pequeños pudieron disfrutar también con un tiovivo e hinchables, además de adquirir globos a los numerosos vendedores.

“De ventas regular hasta el mediodía, a partir de ahí ya hubo más gente. Venimos todos los años, desde que comenzó esta feria”, comentó una vendedora de Aranga, premiada en la edición anterior. Los productores cuidaron la presentación de los quesos, al colocarlos sobre manteles con bordados y rodearlos de centros de flores, esculturas de madera y otros elementos.

El alcalde de Betanzos y varios ediles del Concello; así como los regidores de Abegondo, Bergondo y Paderne, estuvieron en esta feria y también recorrieron los puestos para catar los quesos.

La Opinión A Coruña – A Coruña,Galicia,Spain 25/04/2006

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responde correctamente para comprobar que eres una persona: *