El presidente de la Fundación D.O. Queso Manchego presentó ayer su «dimisión irrevocable»

EFE

VALDEPEÑAS. El presidente de la Fundación Queso Manchego, Jesús Araque, presentó ayer su dimisión irrevocable para evitar el daño que las acusaciones de presunto fraude que se han realizado contra él dañen la imagen del queso manchego y de la Fundación.
Araque leyó un comunicado de renuncia tras la reunión del Patronato de la Fundación, donde presentó su renuncia a raíz de la suspensión de su ganadería acogida a la Denominación de Origen por haber cruzado ovejas manchegas con ganado de otras razas.

Recordó que se marcha pese al apoyo de la mayoría de los patronos de la Fundación y subrayó que en ningún momento su quesería ha elaborado queso manchego «de manera fraudulenta», puesto que tenía licencia de uso vigente desde 2003 hasta noviembre de 2005, cuando su ganadería se dio de baja en la Fundación a causa de las «anomalías» detectadas en su explotación.

«Mi ganadería sigue dada de baja, aunque he subsanado la anomalía detectada y he procedido a la venta de los 150 animales no conformes, sobre un censo total de 1.800 cabezas (8,33%)», agregó. Criticó que Asaja, tras apoyarle inicialmente, le haya atacado con información «falsa y sesgada» y se haya dedicado «de forma infundada» a criticar la labor del Consejo Regulador, «cuyos miembros han sido elegidos de forma transparente y democrático».

Recordó que uno de los patronos, Eduardo Esteso, avalado por Asaja, fue cesado como vicepresidente por el Patronato cuando se constató «su falta de independencia» y que anteponía «intereses personales de su organización a los propios del Queso Manchego».

El industrial quesero José López-Rey, natural de Los Yébenes, asume ahora la presidencia de la Fundación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responde correctamente para comprobar que eres una persona: *