El precio frena la leche

El consumo en España baja ligeramente, se mantiene el de yogures y sube el de quesos

Oviedo,
María José IGLESIAS

El consumo de leche líquida en España se ralentiza, aunque ganan peso los productos lácteos elaborados. Al menos eso se desprende de los datos del Ministerio de Agricultura contenidos en un informe sobre la situación del sector lácteo de vacuno en España. El llamativo aumento de precios es uno de los motivos que puede estar causando una recesión de la demanda.

A tenor del estudio, entre octubre de 2006 y el mismo mes de 2007 el consumo bajó el 0,8 por ciento. No ocurre lo mismo en el caso de los yogures, que aumentaron ligeramente su cuota de mercado en un 0,1 por ciento. El incremento más llamativo en el consumo lo protagoniza el queso, la gran estrella de los productos lácteos, con una subida del 3,6 por ciento. Las ventas de queso crecieron una media de más de diez kilos por persona.

Los hábitos de consumo de los españoles no son una excepción en la UE. Bruselas prevé un aumento de ocho millones de toneladas en el consumo de quesos hasta el 2015.

La directora general de Industrias Agroalimentarias y Alimentación, Almudena Rodríguez, adelantó que, según un estudio elaborado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), el consumo de leche entera y de yogur natural o de sabores también bajó frente a un crecimiento del consumo de leches enriquecidas y yogures desnatados.

Ante el panorama que se presenta, la Federación Nacional de Industrias Lácteas (Fenil) ha lanzado un plan de nutrición, salud y comunicación de productos lácteos 2007-10, cofinanciado por el MAPA y la UE, cuyo objetivo es ser uno de los pilares fundamentales de apoyo para el sector. La industria española se suma de este modo a campañas que ya se han puesto en marcha con éxito en países como Estados Unidos, donde las mismas para animar a la gente a tomar leche han estado protagonizadas por estrellas de cine como Tom Cruise o Julia Roberts.

Las industrias lácteas también se preparan para el final de las cuotas previsto para el año 2015. La asociación que agrupa a las empresas europeas, EDA, pidió ayer a la Comisión Europea medidas para asegurar que el sector pueda adaptarse a la liberalización del mercado. Las empresas estiman necesario que Bruselas ponga en marcha medidas transitorias para acostumbrar a los productores de lácteos a la supresión de las cuotas.

Por su parte, la Unión de Pequeños Agricultores (UPA), anunció ayer que presentará una demanda ante la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia para que investigue el comportamiento de las grandes cadenas de distribución. La organización exige una ley de márgenes comerciales que evite los abusos de precios y la especulación.

La Nueva España – Asturias,Spain Enero 2008

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responde correctamente para comprobar que eres una persona: *