El precio de los embutidos, especialmente del queso y del jamón, es muy elevado

Guacara, marzo 28 (REDACTA).- El precio de los embutidos, especialmente del queso y del jamón, es muy elevado, según consumidores, quienes aseguraron que en reiteradas ocasiones no consiguen los productos cuando van de compras. En tanto que comerciantes señalaron que no obtienen ganancias y, por lo tanto, prefieren vender otros rubros.

En un recorrido realizado por el equipo reporteril de El Carabobeño, por charcuterías del eje oriental, se pudo verificar que el kilo del queso blanco más económico, está en 20 bolívares fuertes, el semiduro; mientras que el mozarella no baja de Bs.F. 35; el queso pasteurizado oscila entre los 23 y 26 bolívares fuertes; el queso blanco y el pecorino se cotizan entre los más caros, a Bs.F. 65.

Otro de los embutidos difíciles de adquirir en los últimos días -según consumidores- es el jamón; el kilo en la especialidad de pierna, en las diferentes marcas, está cerca de 45 bolívares fuertes; mientras que el de espalda se encuentra en no menos de Bs.F. 25, aunque es el más barato y el de mayor demanda por los compradores. Por su parte, el jamón de pechuga de pollo se oferta a Bs.F. 45.

Rosalba Herrera, quien se encontraba de compras en una charcutería del centro de Guacara, dijo que compra el queso más económico (25 bolívares fuertes), pero que en ocasiones los vendedores no quieren despachar la cantidad que el cliente quiera, sino el kilo completo.

“A veces los charcuteros no quieren vender la cantidad que el cliente busca, sino el kilo entero, porque al parecer, no hay ganancias cuando se despacha menor cantidad. Lamentablemente los afectados seguimos siendo los consumidores”, aseveró Herrera.

Otro encargado de una charcutería en el centro de Guacara, añadió que no es rentable vender por partes, porque no hay mucha ganancia, y hay que destacar que todo aumentó.

“A uno le cobran desde el transporte que despacha hasta las hojas para las facturas que utilizan los mayoristas, el problema se presenta entonces al momento de vender al detal, que debemos colocar un precio mayor del recomendado para expender”.

Dijo que desde hace una semana, el queso mozarella no le estaba llegando, porque según los vendedores al mayor, éste tiene algunos problemas con el precio.

Sostuvo además que el queso amarillo en todas las marcas, está regulado en 32 bolívares fuertes, y es el producto de menos demanda.

Consumidores hicieron un llamado a las autoridades del Instituto para la Defensa del Consumidor y el Usuario (Indecu), para que supervise las charcuterías y aplique la ley en contra de la especulación.

El Carabobeño – Carabobo,Valencia,Venezuela 03/2008

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responde correctamente para comprobar que eres una persona: *